Estiman que la deuda del Banco Central podría duplicar las reservas que tiene la entidad

Estiman que la deuda del Banco Central podría duplicar las reservas que tiene la entidad

Llegarían a 385.000 millones de pesos para fin de año. El problema es que se emiten pesos para financiar el rojo y se paga deuda con dólares. La deuda del BCRA con los bancos podría llegar a u$s40.000 millones a fin de año            

En el último año las reservas del Banco Central terminaron apenas por encima del stock de Lebacs, la deuda que la entidad ostenta con los tenedores de esos títulos, en su mayoría, bancos comerciales.

Pero si el titular de la autoridad monetaria, Alejandro Vanoli, continúa emitiendo al mismo ritmo como lo hizo el banco en 2014 para auxiliar al Tesoro, la deuda del Central superará sus reservas antes de fin de año.

Las reservas llegaron a u$s31.443 millones en diciembre y la deuda en letras alcanzó los u$s29.280 millones. Según datos de febrero, al tipo de cambio oficial, las Lebac se ubican en u$s30.000 millones y las reservas actuales son u$s31.456 millones.

Una estimación reciente de Carlos Melconian sostiene que si la tendencia de los últimos meses se mantiene, la deuda del Central con los bancos y particulares podría ser u$s40.000 millones a fin de año.

Y como las reservas seguirán por el tobogán porque el Gobierno priorizará la estabilidad del precio del dólar y no se espera un repunte en la oferta de dólares, "la deuda del banco podría ser el doble", sentencia Melconian, director M&S Consultores y uno de los asesores principales de Mauricio Macri, según Clarín.

Las Letras del Banco Central (Lebac), son títulos de corto y largo plazo que licita el banco los martes. Son instrumentos utilizados por la autoridad para "secar" la plaza del exceso de pesos -que se emiten para financiar el Tesoro- y así neutralizar las tensiones inflacionarias.La contrapartida es que las letras genera una mayor deuda pública en pesos.

En el último año, el stock de letras del Banco Central más que se duplicó. Pero hacia fines de este año, y si Melconian tiene razón, se habrá cuadruplicado. Otro economista ofrece un pronóstico similar. Miguel Kiguel, de Econviews, asevera que "Ninguna otra variable (por las Lebac) está creciendo tan rápido". Tres claves para seguir este fenómeno son:

El año pasado, las Lebac y Nobac crecieron 133% al totalizar $ 223.000 millones. Según Melconian, a fin de año, asumiendo un deterioro fiscal "moderado", llegarían a $ 364.210 millones. Para Kiguel, incluso, podrían ser más: $ 385.000 millones, "7,4% del PBI, frente al 5,3% en 2014".El aumento de esta deuda se explica porque el Banco Central financia el gasto públicoemitiendo pesos. El rojo del Estado, sin contar las utilidades del BCRA y la ANSES, pasó de 0,5% del PBI en 2012 a 2,8% en 2014. Cálculos privados creen que podría llegar a 3,2% este año.El monto de Lebac crece también porque deben absorberse los crecientes pagos de intereses por estos títulos, que pagan una tasa cercana a 27% anual. "Estos pagos de intereses rondarían los $ 80.000 millones este año y cada vez son mayores", apunta Kiguel.

Por último, Melconian no descarta que el próximo gobierno asuma con reservas ‘líquidas' muy bajas, según el matutino.

Calcula que si las reservas brutas a fin de año se ubican en u$s21.000 millones, y no se contabilizan los swaps (u$s4.814 millones), ni los depósitos de los bancos en el Central (u$s8.422 millones), ni la deuda a los bonistas trabada por el fallo del juez Thomas Griesa (u$s1.200 millones), y además el Gobierno no logra colocar deuda o refinanciar el Boden, "las reservas líquidas estarán cerca de u$s5.000 millones".

Comentá la nota