UTA exige 835 colectivos para garantizar la fuente laboral de todos sus choferes

UTA exige 835 colectivos para garantizar la fuente laboral de todos sus choferes
En las bases y condiciones, el municipio fija un mínimo de 761 unidades para todo el sistema; cifra que generaría personal ocioso. En una audiencia de Trabajo, el gremio logró el compromiso para que se modifique ese punto en resguardo de la fuente laboral.
Según los planes del radicalismo, la semana próxima el Concejo Deliberante aprobaría en primera lectura los pliegos del Transporte Urbano de Pasajeros (TUP) para dar paso luego a la audiencia pública y, finalmente, su sanción en segunda lectura (sería en los primeros días de enero). Por eso, el oficialismo prepara cambios que se introducirán en el expediente con el propósito de corregir ciertas situaciones que generaron inquietud en empresarios pero sobre todo en los choferes nucleados en el gremio de la Unión Tranviaros Automotor (UTA).

La principal corrección recaerá en la cantidad de unidades mínimas que exige el actual pliego según las zonas que explotará cada una de las cuatro concesionarias. La Municipalidad estableció un mínimo de 761 colectivos para todo el sistema procurando de esa manera bajar el coeficiente a 3.3 choferes por unidad cuando actualmente esa relación es de 3.7 conductores por ómnibus, aproximadamente. Y es que hoy el TUP cuenta con 835 unidades (que no todas están en las callles) repartidas en unos 3.049 choferes que contiene el sistema.

La Federación de Empresarios del Transporte Automotor Córdoba (Fetap) ya había anticipado que ese esquema sumado a la incorporación de una prestataria más al servicio generaría personal ocioso. Mientras que la UTA rechazó de plano esa ecuación por considerar que atenta contra la fuente laboral de los trabajadores. El artículo 51 del pliego expresa que las concesionarias deberán absorber la totalidad del personal en actividad bajo relación de dependencia laboral, existente al momento del acto licitatorio y hasta el momento mismo de transferencia del servicio. “La dotación de personal de cada categoría (Inspección – Chofer – Administrativo – Taller) a absorber por los adjudicatarios, será en proporción a la cantidad de unidades mínimas establecidas en este pliego para cada Grupo de Servicio. La proporcionalidad deberá considerar la antigüedad de los trabajadores de cada categoría...”, dice textualmente el artículo referido. No obstante, para el gremio que conduce Alfredo Peñaloza ese párrafo no alcanza para asegurar que “ni un solo trabajador se quede en la calle” por lo que exigieron mayores garantías.

Según se informó, ayer hubo una audiencia en el ministerio de Trabajo entre la UTA, la Municipalidad y la Fetap. Allí los dirigentes gremiales reclamaron que el pliego establezca un piso mínimo de 835 unidades para resguardar los puestos laborales. “De esa manera, no sólo protegemos a cada uno de los trabajadores del sistema sino que agregando esas 74 unidades los usuarios también resultan beneficiados”, dijo Adrián Lentini, vocero gremial. Tras la reunión se firmó un acta donde el municipio les aseguró que el Concejo Deliberante podrá modificar ese punto. Mientras que desde el bloque de la UCR ratificaron los cambios con el propósito de salvaguardar las fuentes de trabajo.

Comentá la nota