Exigen anular la disposición "antidemocrática"

Los gremios aconsejaron a los profesionales de enfermería no cumplir la orden oficial y reclamaron una audiencia con el gobernador Oscar Mario Jorge. María del Carmen Alvarado dijo que la normativa es “un parche”; Ortellado aseveró que sería un “ejercicio ilegal de la medicina”.
Los trabajadores del Hospital Molas realizaron este viernes una asamblea para repudiar la disposición 152/13 que obliga al personal de enfermería que se desempeña en la guardia “a evaluar si los pacientes que concurren tienen una enfermedad que requiera la atención del médico clínico”.

“Es una locura, una barbaridad, es irracional la disposición”, dijo Carlos Ortellado, secretario General del SITRASAP.

Aseguró que acatar esa resolución “es someter a compañeros enfermeros al ejercicio ilegal de la medicina. Se ha pasado un límite. En el dia de ayer, a partir de lo que está pasando, hubo una reunión con Dayan y Reale que de no cumplir con la disposición van a ser sancionados los enfermeros y los profesionales”.

María del Carmen Alvarado -de la comisión de UPCN, licenciada en Enfermería y fue durante 10 años jefa de la División en el Molas- planteó: “Hay que leer muy bien esa disposición, porque en un primer párrafo habla de la autoridad que le compete en su totalidad a la dirección del hospital. Yo lo que sé hasta el momento es que parece que no tuvieran libro de procedimiento. Me parece una actitud abusiva a la profesión, en realidad creo que es tapar baches, si el problema tiene otro trasfondo tienen que ir por la vía que corresponde”, aseveró.

Insistió: “La misión y función de la Enfermería no es esta que están marcando en la disposición; se basa en atender las necesidades del paciente y en la Guardia los enfermeros deben atender urgencias y emergencias, no son administrativos, ni personas que pueden andar llamando, yendo y viniendo, desbordando el sector con ese tipo de labores. Hay que basarse en la función de la profesión, es muy simple”.

“Los directores no tienen conocimiento de la misión y función de cada especialista en la materia. Eso que están marcando es para abrir un consultorio y que lo atienda un médico. Si va al hospital no necesita darle datos a cualquiera que se cruce, que hoy es Martita y mañana Pedrito”, comparó la gremialista.

“Me pregunto si hay un libro de procedimientos, esa disposición no tiene asesoría legal. Más allá de que creo que es antidemocrática”, planteó durante una entrevista en www.radiokermes.com.

También advirtió sobre la posibilidad de que “un enfermero termina pagando por las malas praxis, porque nosotros no tenemos seguro en ese aspecto, sólo lo tienen los médicos, pareciera que Enfermería o los técnicos no, todos tenemos un margen de error, somos humanos. Siempre se ha tenido que pagar un abogado del propio bolsillo”.

Aseveró que para elaborar esa disposición “no consultó nadie nada. Sí sé que hicieron una reunión, con una delegada, en el sector de la Guardia, hablamos con Enfermería del nivel central y del Molas y dijeron que eso no se iba a hacer, pero aparentemente no se respetó la decisión. El jefe de departamento está de vacaciones y no lo pudimos hablar con él”.

Consideró, más adelante, que “está mal hecha la distribución de personal, no es que falte. Es mi opinión, hay que tener números de las personas que están trabajando, no puedo decirlo con precisión. Para eso hay que hacer una muy buena evaluación de fondo, registro de tareas activas, pasivas, es mucho, no se hace de un día para el otro. Hay que tener un registro minucioso”.

“La idea es que esto se deje sin efecto, al menos hasta que se hable nuevamente. Desde el punto de vista de los enfermeros, esto no corresponde que lo hagan”, completó sin medidas tintas.

Carlos Ortellado, desde el SITRASAP, advirtió que el hecho de que “estemos desbordados y saturados no significa que tengamos que hacer malapraxis”.

“Rechazamos y repudiamos las declaraciones del ministro (Mario González). Los hospitales funcionan gracias a los trabajos, no gracias a los directores y funcionarios”, aseguró.

Ortellado dijo que el martes le pidieron una audiencia al gobernador Oscar Jorge para tratar la problemática de salud en la provincia. “Ojalá el señor gobernador nos pueda recibir así como tuvo reflejos para recibir a los docentes con los hechos de violencia, hoy estamos atravesando una situación compleja que amerita una reunión y le hemos pedido una audiencia”, comentó.

ATE y el SITRASAP aconsejaron a los enfermeros que no cumplan con esa disposición por “considerarla improcedente, que atenta contra los derechos de los trabajadores y que no corresponde a la tarea de enfermería diagnosticar y aconsejar o prescribir ningún tipo de atención médica”.

Denunciaron que la “grave crisis del sector público de salud” se debe a “la incapacidad de las actuales autoridades del área para dar respuesta a los problemas y ante la impotencia se recurre al atropello, al autoritarismo y a medidas intempestivas como la presente”.

Propusieron que la alta demanda de prestaciones se puede solucionar con “crear con nuevo personal de médicos, enfermeros y administrativos un ‘servicio de orientación de guardia’ con médicos orientadores”. “En la crisis necesitamos más cordura, más ideas, más respeto y más diálogo”, completaron.

Comentá la nota