Exigieron firma de convenio colectivo para personal universitario privado

Exigieron firma de convenio colectivo para personal universitario privado
Como ocurrió la semana pasada, la dirigencia del Sindicato de Obreros y Empleados de la Minoridad y la Educación concentró este lunes frente a las puertas de la Universidad Fasta para exigirle a sus autoridades la renovación del convenio colectivo de trabajo
Desde temprano, y con bombos y platillos, los referentes del Soeme cortaron una mano de la calle Gascón entre Catamarca e Independencia. Lograron así llamar la atención de los conductores y peatones que por ahí circulaban. Aprovecharon la ocasión entonces para dar a conocer el conflicto que los envuelve desde hace algunas semanas.

“La universidad tiene que realizar la renovación de la firma del convenio 326, que es el que une a las universidades privadas con este sindicato. Eso se renueva cada año y eso implica, entre otras cosas, mejoras en la escala salarial y en las condiciones laborales de muchos trabajadores. Y esta universidad, por lo demostrado, no tiene ninguna intención de firmar nada”, dijo Fernando Sena, que aunque siendo secretario general de la Sexta Sección Electoral del Soeme estuvo este lunes al frente de la movilización. El dirigente local, dijo, está accidentado.

“En Fasta hay alrededor de 86 compañeros a los que no se les está respetando el convenio colectivo de trabajo. No sabemos dónde están yendo sus aportes, cuáles son las condiciones laborales y cuál es la escala salarial con la que se está liquidando el sueldo, porque al no estar homologado por el Ministerio de Trabajo, ese es un dato que se desconoce”, apuntó Sena, que aclaró que las irregularidades laborales “las mantiene la Universidad y no el colegio de Fasta”.

“Este convenio es fundamental porque se convierte en ley y rige para todos los trabajadores no docentes de las universidades privadas. Establece carga horaria, escala salarial y social, y alcanza a los administrativos, a los compañeros de maestranza, de producción y hasta los jardineros”, subrayó el dirigente, sobre los motivos que hacen a la “urgencia” de renovar las firmas. “Y hay que decir que el resto de las universidades ya rubricaron este acuerdo”, completó Sena.

Por último, y sobre la escasa participación de trabajadores en la puerta de Fasta, el secretario general del Soeme explicó: “Pasa que a los trabajadores, al tener esta situación laboral, no se les puede pedir que se manifiesten a favor nuestro porque los estamos exponiendo ante una serie de reclamos por los que pueden recibir represalias”.

En la medida que el convenio no se rubricado, advirtió Sosa, “van a continuar las medidas de fuerza”. “Vamos a seguir hasta el fin de año y arrancaremos el año que viene, junto con las clases, si es que entremedio no vienen a conversar y firmar”.

Comentá la nota