UTA exigirá paradas cada 500 metros

El problema desatado entre los choferes de las líneas urbanas, los usuarios y la Municipalidad es: ¿cada cuántos metros tiene que estar ubicada una parada de colectivos? La polémica se desató después de que el Ejecutivo municipal presentó un proyecto del marco regulatorio del transporte, lineamiento que fijará todas las acciones y parámetros de esta prestación.
20/07/2012 00:00

Por Veronica Suppo

Esta mañana, a las 11, los concejales se reunirán en la comisión de Servicios Públicos con el secretario de Transporte municipal, Juan Pablo Díaz Cardeilhac, y recibirán a los sindicalistas de la Unión Tranviarios Automotor (UTA) para dar a conocer los artículos de esta nueva iniciativa, la que regulará cómo será el sistema en 2013, cuando el intendente Ramón Mestre llame a licitación para todos los corredores.

En ese contexto, los muchachos de la UTA sacarán a flote varios reclamos que presentaron con anterior por escrito: uno de estos es revisar o remover aquellas paradas que tienen distancias de 200 metros. Justamente, quieren evitar detener la marcha de los coches en tan pocos metros. Dicen que perjudica a los usuarios que pretenden tener las líneas con mejor frecuencia y más al alcance de la mano.

Para esto, repasamos qué quiere la Municipalidad. En el artículo 59 del marco regulatorio de transporte, establece: “La autoridad de aplicación (o sea la Municipalidad) fija la ubicación de las paradas y los refugios dentro del ejido urbano. La instalación, señalización y mantenimiento de las paradas será responsabilidad de los concesionarios según las pautas que indique la autoridad de aplicación, debiéndose exhibir el número de línea. Deberá haber una distancia máxima entre las paradas de 500 metros. Y el municipio asegura el servicio de alumbrado público en estos lugares”.

Con esta indicación, el Gobierno municipal se quiere asegurar que un usuario no tenga más de 500 metros entre garita y garita, como máximo. O sea que si es más cerca, está permitido. Es ahí en lo que se detuvieron los choferes de la UTA que no quieren saber nada que, por ejemplo, sigan los refugios cada dos cuadras para una misma línea de colectivos, como ocurre actualmente en algunos recorridos barriales y del centro. No sólo que hicieron mención a que se pierde la velocidad comercial (hoy de menos de 15 kilómetros por hora en el área central), sino que las detenciones frecuentes ralentizan los corredores.

Adrián Lentini, vocero de la UTA, explicó que hoy irán al Concejo Deliberante para oír la presentación del nuevo marco regulatorio, y aprovecharán para recordarles la nota en la que exigieron que se remuevan las garitas que están muy próximas y que se coloquen a 500 metros. “Para nosotros, las paradas cuanto más lejos es mejor porque, más allá de la velocidad comercial, el compañero sino tiene que parar cada 200 metros y demora toda la línea. Por eso pedimos un ordenamiento de los refugios”. Le sumarán la presentación en la Justicia la oposición –a si se aprueba– a un 30% del servicio obligatorio, en caso de paro.

Refugios

Paradas: El artículo 59 del marco regulatorio del transporte establece cómo estarán las nuevas garitas para urbanos: “La autoridad de aplicación (la Municipalidad de Córdoba) fijará la ubicación de las paradas y los refugios dentro del ejido urbano. La instalación, señalización y mantenimiento de las paradas será responsabilidad de los concesionarios (las empresas), según las pautas que indique el municipio, debiéndose exhibir el número de línea. Deberá haber una distancia máxima entre paradas de 500 metros. El municipio asegura el servicio de alumbrado público en las paradas”.

Recorridos: Según el proyecto del marco regulatorio se fija en el artículo 54 que “los recorridos del servicio de transporte urbano serán establecidos por la autoridad de aplicación, procurando que los usuarios no deban caminar en promedio una distancia superior a 600 metros”.

Comentá la nota