Expectativa por el encuentro con docentes que Capitanich presidirá esta semana

Expectativa por el encuentro con docentes que Capitanich presidirá esta semana
Representantes de los sindica­tos más duros adelantaron ayer que esperan que el gobernador Jorge Capitanich ofrezca esta semana una recomposición salarial superior al 25 por ciento y luego se siente a negociar la pauta para el resto del año.

Está previsto que en los próxi­mos días Capitanich convoque a los sindicatos para continuar con la ronda de negociación iniciada en diciembre pasado, que hasta ahora no avanzó con propuestas concretas.

En su momento, desde la gobernación anticiparon que todo incremento está sujeto a mayores ingre­sos y, hasta el momento, el comportamiento positivo tanto de la coparticipación federal como de los ingresos locales no se pueden tomar como una proyección anual.

Sin embargo, los sindicalistas no están dispuestos a esperar tanto tiempo. En tal sentido, tanto la secretaria general de Atech, Rosa Petrovich, como el líder de Sitech Federación, Eduardo Mijno, señalaron que antes de sentarse a negociar los números para el presente ciclo la provincia debe reconocer el embate de la inflación que deterioró significativamente los salarios durante el año pasado y, por lo tanto, tendría que ofrecer un incremento.

Además indicaron que hasta la fecha no hubo una convocatoria, por lo que esperan conocer en­tre hoy y mañana cuándo serán recibidos por el gobernador, que adelantó el posible encuentro.

En tanto, en el escenario de la negociación salarial -aun cuando no tiene una incidencia directa en el resultado de la misma- apareció una crisis ins­titucional impensada como fue la remoción, aún no confirma­da, del ministro de Educación, Francisco Romero.

Posición de los sindicatos

Petrovich sostuvo ayer que, tomando en cuenta que desde agosto no hubo incrementos para el sector docente, es necesaria la recomposición salarial, la eliminación del rubro presentismo y el incremento del punto.

Agregó que la provincia de­bería otorgar inmediatamente una mejora para recomponer la depreciación del año pasado y luego avanzar en una pauta para el año. Entre ambos conceptos, el aumento debería superar el 45 por ciento.

Aseguró que “en las reuniones anteriores plantearon claramen­te que, de no haber un aumento, no comenzarán las clases y por lo tanto esperarán una respues­ta en ese sentido de parte del gobernador”.

En tanto, Mijno fue un poco más allá y planteó que antes de sentarse a negociar la provincia debe reconocer el deterioro salarial sufrido durante el año pasado, que se sintió más por la ausencia de una recomposición.

El dirigente mencionó que has­ta ahora no comprenden por qué el gobernador sólo los convocó para saber las pretensiones de los sindicatos, dado que es de público conocimiento el reclamo del sector.

Petrovich también mencionó que sospechan que la provincia concretó maniobras de dilación y así esperar hasta último mo­mento para cerrar un acuerdo con los docentes chaqueños.

A su vez, comentó que para su sindicato no hay necesidad de esperar el resultado de la negociación federal, dado que la patronal es el gobierno provincial.

En otras provincias y a nivel nacional

Mientras en el Chaco esperan la convocatoria del gobernador, a nivel nacional comenzarán las negociaciones nacionales que, entre otras cosas, determinará el nuevo piso salarial docente para todo el país.

A su vez, los maestros bo­naerenses fueron los primeros en sentarse a negociar con el gobernador Daniel Scioli, que estaría dispuesto a realizar grandes esfuerzos presupues­tarios para poder comenzar el año con tranquilidad, es decir sin paros.

En Capital Federal, otro distrito complicado, la nego­ciación recién arrancará el 28. El ministro de esa jurisdicción, Esteban Bullrich, pidió a su par nacional Alberto Sileoni que gestione la exención del pago de Ganancias para el sector docente.

Este punto planteado por Bullrich forma parte de los pe­titorios que presentaron varios sindicatos. Por ejemplo, Ctera y Sadop señalaron la necesi­dad de encontrar una solución definitiva. También solicitarán un incremento de salarios superior al 30 por ciento y la eliminación de los montos no remunerativos.

Si bien no hubo una respuesta concreta por parte del ministro o de otro funcionario nacional, se sabe que una de las propuestas que barajan en la Casa Rosada es que el incremento no sea escalonado.

Comentá la nota