Expectativa de Moyano y Venegas por la habilitación de sus partidos

Los sindicalistas lanzaron sus partidos como arma para negociar con el peronismo disidente y aguardan que la justicia los habilite. Recién cuando lo hagan podrán mezclarse en un frente electoral. Las peleas de cartel en las provincias y el problema de los consejeros.
Hartos de esperar favores de los políticos de turno, Hugo Moyano y Gerónimo Venegas, enfrentados al Gobierno, crearon sus propios partidos políticos y planean negociar con ellos en un frente electoral de peronistas disidentes.

Pero el camino no es tan sencillo y por estas horas aguardan con moderada ansiedad que la justicia electoral les habilite el instrumento electoral.

Moyano viene patinando desde el comienzo, cuando la justicia electoral de la provincia de Buenos Aires le rechazó el Partido de los Trabajadores porque ya tenía dueño.

Para evitar problemas, el ex diputado Octavio Argüello que trabaja políticamente con Moyano optó por un sello largo e imposible de recordar: Partido por la Cultura, la Educación y el Trabajo (PCEyT).

Ya lo presentaron en Tierra del Fuego, Corrientes, Chubut y en Salta. Pero esperan hacerlo en la provincia de Buenos Aires, donde lograron habilitar el partido pero aún deben presentar afiliciones ante la Junta Electoral bonaerense.

“Se nos cayeron algunas fichas pero ya las completamos. Necesitamos 2000 y ya tenemos 3800. Así que ya no tiene excusas”, confió Argüello a LPO. Ahora espera que los habilite la junta bonaerense.

El vicepresidente del partido es el abogado que más escucha desde que se peleó con Héctor Recalde: Juan Manuel Martínez Chass, quien además comparte un estudio jurídico con “Huguito” Moyano, hijo del camionero.

Gerónimo “Momo” Venegas corre la misma carrera en la justicia y los cruces no podían tardarían en llegar, aunque Argüello aseguró que “estamos en el mismo proyecto y por lo tanto conformaremos los mismos frentes”.

Pero los allegados al Momo no disimulan que quieren acaparar todo el arco sindical en algunas provincias.

“Ellos sólo tienen a cerrar Buenos Aires y Capital Federal, mientras que nosotros vamos por todos los distritos del país, porque queremos ser un partido nacional. Y en algunas provincias, los moyanistas trabajan con nosotros”, confiaron a LPO fuentes cercanas a Venegas.

El líder de los trabajadores rurales lanzó el partido Fe, con la idea de que sea partido nacional y lanzar a Venegas como candidato a presidente. Para eso necesita cuanto antes tener cinco provincias habilitadas. Según explicaron allegados al Momo, ya presentaron los papeles para competir en 17 provincia y hasta ahora la justicia se mostró bien predispuesta.

En Buenos Aires todavía no lo tienen reconocido. “Conseguimos la habilitación provisoria así que esperamos los papeles para la definitiva”, confirmó a LPO Jorge Pirota, apoderado de Fe.

Moyanistas y Veneguistas esperan que los trámites no tarden más de 15 días porque sólo con esas armas pueden negociar lugares en los frentes.

El camionero ya se reunió con De Narváez y avanzó en un acuerdo para que Omar Plaini sea diputado. Si no coloca a su partido en el frente, deberá apelar a la Fe.

Comentá la nota