Expectativa por una negociación que destrabe el conflicto del puerto

Los accesos a las terminales 2 y 3 estuvieron desbloqueados. El Simape realizó el gesto para poder encontrar junto a los empresarios el fin de la medida de fuerza.
Después de más de una semana de acampe, los accesos a las terminales 2 y 3 del puerto aparecieron ayer desbloqueados en lo que fue un fuerte gesto del Sindicato Marítimo de Pescadores (Simape) para abrir una nueva instancia de diálogo que le ponga fin a un conflicto que lleva más de dos meses.

En principio, la expectativa de llegar a una solución se abrió porque los marineros abrieron una nueva vía de diálogo con algunos empresarios. Aun no está claro en qué marco se dieron las conversaciones y si los acuerdos se harían de forma particular con cada empresa, como ya había propuesto el gremio con anterioridad para hacer partir los buques.

De todas maneras, desde el Simape aclararon que el paro continúa a pesar del nuevo intento para llegar a una solución.

Desde el sector empresarial, ayer desconocieron de manera oficial el nuevo canal de diálogo. "Nosotros nos sentaremos a negociar cuando haya una convocatoria en el ámbito que corresponde, ya sea en el Ministerio de Trabajo de la Nación o en el de Agricultura", le confió ayer a LA CAPITAL una alta fuente de las cámaras empresariales, que desmintió contactos "formales, oficiales e institucionales" con el Simape.

Si el eventual acercamiento entre las partes avanza se verá en las próximas horas. Ahí recién se conocerá la manera en que se piensa destrabar el conflicto que lleva más de dos meses y cómo se realizará el acuerdo sin modificar lo firmado por el SOMU.

En tanto, desde Prefectura ratificaron que la circulación en el puerto quedó despejada y que la terminal funciona con normalidad.

El reclamo

El pedido de los marineros busca elevar sus sueldos para que el aumento del 22% se les pague en una sola cuota y no en dos como acordó el gremio marítimo SOMU, que lo cobrará en abril y julio.

Los pescadores de Simape iniciaron el jueves de la semana un bloqueo del acceso a las terminales 2 y 3 del puerto para lograr una respuesta a su pedido tras el fracaso de las negociaciones ante el Ministerio de Trabajo de la Nación y la gestión del intendente Gustavo Pulti.

Durante ese tiempo siguieron manteniendo conversaciones telefónicas con algunos empresarios para analizar si existe la posibilidad de llegar a una solución. Además, el gremio cree que el llamado del Gobierno nacional a sentarse en una misma mesa con los empresarios puede ser otra vía para terminar con el conflicto. Por ahora los intentos para finalizar con el paro no dieron resultados.

Comentá la nota