Expectativa y reparo de los gremios ante la nueva comisión previsional

Surgió tras la frustrada paritaria docente para analizar cambios al sistema jubilatorio. Los sindicatos valoran la invitación del gobierno, pero cuestionan la oportunidad. Dicen que quieren trasladarle la responsabilidad del conflicto con los maestros. Ya proponen cambios, como separar a los policías del régimen general.
La decisión del gobierno de constituir a partir del conflicto docente la Comisión de Asesoramiento Previsional para analizar la situación financiera de la Caja de Jubilaciones y estudiar eventuales reformas, genera expectativas pero también escepticismo en sus futuros integrantes.

En rigor, el ámbito creado -pero nunca instrumentado- por la propia ley previsional 6.915 prevé la participación de seis miembros que representen a activos, pasivos y gobierno. Sin embargo, el Poder Ejecutivo decidió ampliar la convocatoria y ya giró invitación a al menos treinta sectores que llevarían representantes a la primera reunión del flamante órgano.

Más allá de los gremios docentes, también fueron contactos los gremios estatales ATE y UPCN. Consultado por El Litoral, el titular de este último, Alberto Maguid, dijo que asistirá pero con reparos.

“Vamos a integrar la comisión pero sólo a los fines de recibir información actuarial sobre cómo evolucionarán los números de la Caja durante los próximos treinta años. No vamos a integrar esta comisión para lograr una mejora que beneficie a un sector en detrimento de otros”, planteó. El dirigente confesó sus dudas sobre la efectividad del funcionamiento de este tipo de espacios y sobre la posibilidad concreta de que dicho ámbito permita destrabar el conflicto docente.

Desde ATE, Jorge Hoffman confirmó que concurrirá a la reunión, pero dejó sujeta su permanencia a los contenidos que allí se discutan.

“Si nos invitan iremos, pero vamos a analizar los objetivos que se planteen”, esbozó. En diálogo con este diario, advirtió que lo que no aceptarán es que se dirima un conflicto particular en un ámbito general.

“De ninguna manera vamos a permitir que se trasladen o intenten resolver situaciones gremiales que tienen que ver con problemas planteados en un sector. No se puede, por los errores del gobierno, trasladar sus problemas a los demás sindicatos”, sostuvo.

Hoffman dijo que están interesados en conocer cuál es la situación de la Caja, pero insistió en advertir que de acuerdo con los objetivos que se planteen, evaluarán su permanencia o no en dicho ámbito.

“Nos parece bien que existan ámbitos donde se pueda contar con toda la información y que de hecho, hoy no existen. Pero hasta aquí, la temática no está clara -alertó-. Queremos la sustentabilidad de la Caja, por lo tanto, ése es el objetivo que tendríamos nosotros”.

Municipales

La comisión asesora reserva un lugar también para el gremio que representa a los trabajadores municipales. El titular de Festram, Claudio Leoni, confirmó a El Litoral que participarán, pero hizo algunas salvedades. En primer lugar, consideró necesario reformar el sistema previsional para que en el directorio de la Caja tengan participación y poder decisión los activos y pasivos. “Es necesario que sean ellos los que discutan políticas de salud y previsión social, cosa que aquí no pasa”, planteó.

En segundo término, valoró la convocatoria pero le pareció inoportuna. “Nos vamos a sentar pero nos pareció inoportuna, porque se hace en medio de un conflicto con los docentes. Y nosotros no queremos asumir la responsabilidad de controlar un conflicto que tiene legitimidad en su reclamo, y que desde un principio se debería haber discutido en la Legislatura y no en paritarias”, expresó.

Para Leoni, la estrategia del gobierno es clara. “Trasladan la responsabilidad de un conflicto a los gremios que no están en conflicto. Creo en la comisión y en sus objetivos, pero no me parece oportuna”, insistió.

El dirigente se mostró partidario de discutir una nueva ley previsional, dado que las últimas reformas se dieron en el contexto de una ley de emergencia y de intentos por transferir la Caja a la Nación.

“Hoy, las circunstancias son totalmente distintas”, aseguró. Y en ese marco, sugirió prioritario separar del régimen ordinario a los agentes de las fuerzas de seguridad.

“Hay que separar los sistemas. El retiro policial no se establece en función de los años de aporte, entonces, no es previsible. Y esto sucede -ejemplificó- porque cuando cambian los gobiernos, suelen disponer también el retiro de muchos hombres, y hay otros que deben pasar a retiro por cuestiones de salud. Seguir con ellos dentro del sistema es injusto para el policía y para el resto de los agentes públicos. Esto permitiría dilucidar el tema del déficit. Se mezcla agua y aceite”, aseguró.

Leoni dijo que ante el blanqueo casi total de los salarios, también es necesario rediscutir la situación de cada sector para establecer cómo se recompone un sistema solidario. “La discusión hay que hacerla -insistió-. El camino es bueno, pero no queremos estar nosotros como elemento de confrontación con un sector con el que somos solidarios y afines”.

Judiciales

Desde el sindicato que agrupa a los trabajadores judiciales, Enrique Cisneros confirmó su participación en la discusión, y anticipó planteos similares a los de Festram. En diálogo con El Litoral, recordó que ya hace años y en ocasión de la conformación de una comisión intersindical, su sector había reclamado que se sinceraran las finanzas de la caja.

“La Caja es deficitaria porque contiene a las fuerzas de seguridad -advirtió, en coincidencia con Leoni-. Estas fuerzas están para proteger todos los bienes y ciudadanos de la provincia, no sólo a los empleados públicos. Entonces, el déficit provocado por ese sector tiene que ser solventado por Rentas Generales para que todos los ciudadanos aporten y no nos hagan cargo a los estatales y docentes de ello”.

Con respecto a la oportunidad de la convocatoria, interpretó que “el gobierno nos llama para sacarse la presión de encima del conflicto con los docentes y trasladarlo a nosotros. Pero seguiremos opinando lo mismo que en aquella oportunidad: saquen a las fuerzas de seguridad de la Caja y empecemos el debate para hacer cosas razonables; no puede ser que un docente con sesenta años esté al frente de un tercer grado”, planteó. “Nosotros -dijo- nos hemos solidarizado con esa lucha, porque siempre el hilo se corta por lo más delgado; siempre las pérdidas las terminan pagando los empleados”.

Sobre eventuales reformas al sistema, dijo que ello es posible en la medida en la que se discutan los números con seriedad, y se realicen las proyecciones correspondientes.

Comentá la nota