Expectativa de la CGT por una respuesta positiva al reclamo por Ganancias

Expectativa de la CGT por una respuesta positiva al reclamo por Ganancias
Se basan en las palabras de Abal Medina
Por Luis Autalán

La CGT que lidera el metalúrgico Antonio Caló admitió que en “quince o veinte” días podrían tener una respuesta del Gobierno por el reclamo para la actualización del mínimo no imponible del Impuesto a las Ganancias. “Esto se gestionó en la última reunión con el jefe de Gabinete”, señaló el responsable de Prensa de la Central, Héctor Daer.

En efecto: hace una semana el responsable de ministros, Juan Manuel Abal Medina, se entrevistó con una comitiva cegetista, ocasión en la que se le plantearon no sólo el tema de Ganancias sino otros tópicos de la agenda gremial que validó el congreso de Obras Sanitarias donde se oficializó el consejo directivo que lidera Caló. En el fuera de grabación los dirigentes gremiales aceptan que el cierre de este año y el impacto del descuento por Ganancias en los salarios se constituyen desde hace semanas en una de las mayores preocupaciones de sus representados.

“Si bien estamos ante un brete, confiamos en que el Gobierno dará algo más que una señal”, le confió a este diario una fuente del consejo directivo. Los dirigentes se reunieron ayer en la sede de Luz y Fuerza para analizar los detalles de la propuesta que llevarán ante el Gobierno para modificar la resolución 1.200 de la Superintendencia de Salud, que fue suspendida hasta fin de mes por ese ente luego de la reacción sindical. La CGT no dudó en considerar que el mecanismo para el reintegro de fondos por prestaciones que formalizó esa norma colocaba al límite de supervivencia a las obras sociales y allí surgió la postergación. “No esperamos que la resolución pase al olvido, pero en verdad corresponde darla vuelta como una media”, graficó otro dirigente cegetista.

El autor de la propuesta fue el dirigente de Obras Sanitarias José Luis Lingeri, y según trascendió se basa en tres ejes centrales: prestaciones, medicamentos y prestaciones a personas con capacidades diferentes.

La labor de Lingeri fue destacada por sus pares gremiales y será remitida a la Superintendencia de Salud que encabeza Liliana Korenfeld. Precisamente con respecto a la funcionaria, al menos dos integrantes de la mesa chica que encabeza Caló destacaron su “predisposición y buen trato” para trabajar en conjunto, más allá de que todavía los responsables de las obras sociales no recibieron los fondos que esperaban contar a esta altura del año en concepto de reintegros. “No perdemos las esperanzas”, acotaron.

Sin embargo no guardaron la misma referencia para el titular del PAMI, Luciano di Césare, a quien consideran responsable de algunos desaires que sufrió la CGT en las últimas semanas. “No tuvo en cuenta que nosotros no acompañamos, nosotros nos jugamos por este proyecto de gobierno”, aseguran.

Con respecto a la ronda de encuentros con funcionarios, al momento no se solicitó audiencia al ministro de Trabajo, Carlos Tomada, “porque la intención es llegar allí con temas puntuales y algunas propuestas”, mientras que el encuentro con el titular de la AFIP, Ricardo Echegaray depende del plazo de espera que existe sobre una respuesta en cuanto al mínimo no imponible.

De la reunión, llevada a cabo durante dos horas en la sede lucifuercista, participaron además de Caló (UOM), los titulares de los sindicatos Gran Buenos Aires de Trabajadores de Obras Sanitarias (Sgbatos), José Luis Lingeri; Empleados de Comercio (SEC), Armando Cavalieri; Oscar Lescano, de Luz y Fuerza; Roberto Fernández (UTA); Oscar Romero (SMATA); y Horacio Ghilini (SADOP).

La sede de la calle Azopardo, el nuevo tema de discusión

A partir del reconocimiento oficial de la CGT, la cuestión de la sede propia retomó su relevancia en las especulaciones sindicales. De esta manera dentro de la central que lidera Antonio Caló hay quienes consideran que “llegó el tiempo” para establecerse en la calle Azopardo.

Otros prefieren seguir sin prisa en la búsqueda de un edificio acorde a las necesidades de la central. El líder de UPCN y secretario adjunto de la CGT, Andrés Rodríguez, señaló ayer que “la cuestión del edificio de Azopardo se resolverá por la vía administrativa o jurídica” llegado el caso.

La postura de Rodríguez predomina en el ámbito cegetista donde conformes con la legitimación “expresa” del Gobierno a su conformación consideran que la prioridad es sumar logros en favor de los trabajadores antes de abrir nuevos frentes de choque con Hugo Moyano, quien sigue ocupando Azopardo. “Seguimos buscando edificio, pero no vamos a pagar locuras para alquilar” le dijo una fuente a BAE.

Comentá la nota