Expectativa en Tinogasta por el inicio de las audiencias de conciliación

Expectativa en Tinogasta por el inicio de las audiencias de conciliación

“Si no se llega a un acuerdo de manera inmediata retomamos a las medidas de fuerza”, anticiparon desde el gremio de ATE.

Finalmente, la dirección de Inspección Laboral decidió que el Ejecutivo y los empleados municipales de Tinogasta tendrán que juntarse a resolver el conflicto tras la determinación del gobierno municipal de dejar sin efecto el Decreto 128/15, con el que el ex intendente Hugo Avila otorgaba un incremento salarial del 292 %, fijando fecha de la única audiencia de conciliación obligatoria para el jueves 21 de enero, a partir de las 10.00.

La audiencia será en el salón de acuerdos del municipio y hasta allí llegarán los inspectores de la dirección de Trabajo. En primera instancia, esta audiencia se había previsto para fines de diciembre, pero los gremios no pudieron participar por falta de recursos económicos.

“Hemos aceptado esta única audiencia y, en caso de no haber un arreglo, las partes quedarán libradas, nosotros tendremos un plazo de 5 días para retomar nuevamente con las medidas de fuerza”, manifestó Sebastián Núñez, delegado normalizador de ATE Tinogasta.

El gremialista expresó que en la única reunión que mantuvieron con el Ejecutivo se les hizo conocer la única propuesta que presentará el Ejecutivo municipal que, según se pudo saber, será aumentar el salario por “única vez” en todo 2016, pero el mismo estaría muy lejos de lo anunciado en la gestión del ex intendente Hugo Avila.

El Ejecutivo buscará que los representantes gremiales firmen un acta compromiso por dicho aumento, aunque la propuesta caería en saco roto, ya que los empleados pretenden que el municipio se adhiera a los diferentes aumentos que se otorgarían desde el Gobierno de la provincia durante el presente año.

“Cualquiera sea la propuesta del gobierno, vamos a llamar a asamblea y allí la mayoría será la que resuelva los pasos a seguir”, adelantó Núñez.

El Decreto 128/15, con el que el ex intendente Hugo Avila otorgó un incremento salarial del 292 %, fue derogado por la imposibilidad financiera de sostenerlo. Por esto, los gremios SOEM y ATE decidieron plantear un paro por tiempo indeterminado a la semana de haber iniciado el gobierno de Sebastián Nóblega. “Si no se llega a un acuerdo de manera inmediata retomamos a las medidas de fuerza”, anticipó Núñez agregando que, en este caso, “serán medidas muy severas”. Asimismo se mostró muy atento a todo lo que está ocurriendo, “hemos notado también que se está sumando, dejando de lado las divisiones que se tenían y entendiendo que la lucha es de todos, porque el beneficio será también para todos”, expresó.

En espera

Por su parte, el titular del STMT, Raúl Luján, denunció que “aparte de la cuestión salarial, existen otros puntos de vital importancia para analizar”.

Luján dijo: “No se ha cumplido con la conciliación obligatoria, porque cuando interviene la dirección Provincial de Trabajo y se implementa la conciliación, ninguna de las partes puede accionar”.

“Los empleados no podemos hacer medidas de fuerza, ni protestas; el Ejecutivo tampoco puede cambiar a gente de sus lugares de trabajo de manera permanente, porque eso es una persecución, y está penado por ley y le cabría una multa de mil a 10 mil pesos por cada trabajador que se sienta afectado en ese aspecto”, advirtió Luján.

“Ser intendente no da derecho a tomar determinaciones que no le corresponden, cuando hay leyes que regulan el sistema y que son claras”, agregó el dirigente.

Comentá la nota