Explotó la interna en el nuevo sindicato de Camioneros en Santa Fe

Explotó la interna en el nuevo sindicato de Camioneros en Santa Fe

El conflicto se desató entre dos sectores del moyanismo a apenas un mes de inscripto el gremio por parte del ministerio de Trabajo.

Hace poco más de un mes, el ministerio de Trabajo otorgó personería gremial a un nuevo sindicato de Camioneros en Santa Fe. Se trata de una organización que responde al oficialismo de Hugo Moyano, y que oficializó así su incursión en el sindicalismo provincial en oposición al otro gremio de la actividad hoy en disputa con el moyanismo.

Cuando parecía que todo marchaba por carriles normales y con viento a favor para los Moyano, se desató una interna feroz que podría salpicar hasta a la propia conducción nacional de Camioneros.

La inscripción gremial del Sindicato de Choferes de Camioneros, Obreros y Empleados de Transporte de Cargas y Logística de la provincia de Santa Fe data del 8 de enero, a través de Resolución 3/2020 de la cartera laboral. La organización es conducida por Juan Chulich, el ahora aliado de Moyano en la provincia.

Desde el día de la oficialización como entidad sindical se inició el proceso de normalización requerido por el ministerio con la presentación de estatutos y realización de actos institucionales para avanzar luego en la elección de autoridades. Pero como en todo reparto de cargos y funciones, hay favorecidos y excluidos, y Camioneros no fue la excepción.

Un sector de los camioneros denunció haber sido apartado de las asambleas y hasta describió graves situaciones respecto a la documentación presentada al ministerio de Trabajo para la inscripción.

Las denuncias fueron realizadas por el afiliado Damián Walter Bieber, que se presentó ante la cartera que conduce Claudio Moroni como socio fundador de la Agrupación Sindical Lista Verde Moyano Conducción.

En una fuerte presentación a la que tuvo acceso Mundo Gremial, el camionero aseguró que “no existe expediente” y “no hay padrón”. A su vez, afirmó que el domicilio declarado como sede gremial “no existe”.

También informó que se realizó una constatación con Escribano Público para dejar asentado que de la ciudad de Rosario con el que se realizó inscripción gremial “no existe”.

En ese contexto, Bieber puso en duda la validez de las asambleas realizadas por el sector que encabeza Chulich a las que no fue invitado pese a ser afiliado y socio fundador de la agrupación.

“Estos fantasmas (por Chulich y su conducción) que han dibujado todas las adhesiones, en perjuicio de nosotros que somos los verdaderos adherentes, harán la asamblea de verdad, o estarán pensando en dibujarla, desde la mesa de un bar, y por eso convocaron en un “sucucho” y por eso quizás, no han pedido veedores ministeriales”, describió en la denuncia.

Sobre el desarrollo de una asamblea de afiliados, hoy se difundieron imágenes de un pequeño grupo de trabajadores reunidos en el interior de un complejo, mientras los denunciantes quedaron fuera de la misma separados por una valla de contención.

Bieber ya anticipó a Trabajo que en su rol de socio fundados pedirá realizar una nueva asamblea “con las garantías necesarias, que aseguren ganen las mayorías y no los fantasmas”.

Comentá la nota