Se extiende el conflicto salarial de municipales

Los conflictos salariales entre sindicatos de trabajadores municipales y distintos gobiernos comunales se extendieron y profundizaron en las últimas semanas por el territorio bonaerense, en medio de voces que reclaman desde la Legislatura la necesidad de avanzar con una ley que instaure una instancia de negociación paritaria para el sector
Los conflictos salariales entre sindicatos de trabajadores municipales y distintos gobiernos comunales se extendieron y profundizaron en las últimas semanas por el territorio bonaerense, en medio de voces que reclaman desde la Legislatura la necesidad de avanzar con una ley que instaure una instancia de negociación paritaria para el sector.

Tandil, Azul, Zárate, Luján, Balcarce, Tres Arroyos, Lanús y Nueve de Julio son algunos de los distritos provinciales con conflictos abiertos a partir de los reclamos de mejoras salariales de empleados de los municipios y las negociaciones tirantes que derivaron de esos planteos.

El conflicto viene agudizándose en Tandil, donde la protesta de los municipales que acampan en la plaza central frente al edificio de la Intendencia cumplió un mes, sin señales sobre avances en la negociación.

El Sindicato que agrupa a los trabajadores de la comuna reclama una recomposición salarial del orden del 20 por ciento y retroactiva al mes de enero, con la idea de que la suba total del año ronde el 30 por ciento. El gobierno del jefe comunal radical Miguel Lunghi acercó una propuesta de incremento del 18 por ciento, que los empleados rechazaron.

En Azul, por su parte, ayer se cumplieron tres semanas del acampe de los trabajadores enrolados en el Sindicato de Obreros y Trabajadores Municipales frente a la Intendencia y para mañana viernes está programada una nueva audiencia de conciliación con el Ejecutivo. El intendente José Inza días atrás los criticó la medida que engloba un aumento del 30 por ciento y tildó el reclamo de “prematuro e injustificado”.

En Zárate los dirigentes municipales se reunirán en las próximas horas para reclamar una suba del 35 por ciento. En Luján, el Sindicato de Trabajadores Municipales (STM) solicitó una audiencia con el intendente Oscar Luciani con un pedido para llevar el salario básico a los 3 mil pesos.

En medio de esos conflictos, la diputada provincial del Frente Amplio Progresista (FAP) Rita Liempe planteó un reclamo formal para que se avance con el proyecto de ley que instaura la instancia de negociación salarial formal para el sector. “No puede ser que los trabajadores no puedan discutir salarios ni las condiciones en las que van a llevar adelante su tarea”, disparó.

En la Cámara de Diputados provincial hay un proyecto de ley impulsado por el legislador del Frente para la Victoria y dirigente de la CGT cercano a Hugo Moyano Jorge Mancini. La iniciativa propone que los municipales cuenten con una instancia formal de negociación salarial igual que los trabajadores estatales y los docentes.

El proyecto cuenta con despacho de la comisión de Trabajo pero no registró avances en el último año, al no obtener aval de la comisión de Asuntos Municipales y en medio de resistencias de algunos intendentes y la postura contraria del gobierno bonaerense, quien a través del ministro de Trabajo señaló que resultaría “de difícil implementación”.

Ayer, Liempe denunció que no hay paritarias municipales porque los intendentes usan las comunas como “bolsas de trabajo”. “Debemos terminar con el desprestigio que se hace del trabajador municipal”, enfatizó la legisladora y llamó a “construir una verdadera carrera administrativa para de esta manera terminar con el clientelismo político imperante en estos ámbitos”.

PROYECTO

Un proyecto de ley para instaurar una instancia de negociación salarial formal para los municipales fue impulsado por legisladores del oficialismo en Diputados pero no registró avances en el último año, al no contar con aval de las comisiones.

Comentá la nota