Se extienden las negociaciones paritarias

Ayer por la mañana hubo otra jornada de negociaciones paritarias entre los trabajadores del Estado provincial y el Ministerio de Trabajo.
Las tratativas quedaron abiertas, ya que los gremios estatales rechazaron a nivel general la propuesta del gobierno bonaerense de un incremento salarial promedio del 16,6 por ciento a partir de marzo, para llegar al 20,8 por ciento desde julio.

Asimismo, desde el Sindicato de Obreros y Empleados de Minoridad y Educación (Soeme), que en la Provincia conduce el ingeniero Marcelo Balcedo, destacaron que hubo un reconocimiento en la propuesta efectuada por la Gobernación a los sectores más postergados en materia salarial

de la administración pública, como son los auxiliares docentes y el personal técnico hospitalario.

Concretamente, el ofrecimiento contempla una equiparación con respecto a otros sectores de la Provincia.

La negociación continuará, ya que a nivel general los gremios estatales reclaman un incremento salarial promedio del 30 por ciento, retroactivo a enero, universalización de las asignaciones familiares y eliminación del pago del impuesto a las Ganancias para trabajadores, entre otros puntos.

Nuevo rechazo docente

La paritaria nacional docente también postergó su definición ayer por la tarde, después de que el ministro de Educación, Alberto Sileoni, ratificara la oferta de 2.800 pesos como salario mínimo inicial, que los sindicalistas no aceptaron, como ya lo habían hecho anteriormente.

Luego de una reunión de más de dos horas en el Ministerio de Trabajo, Sileoni, acompañado por ministros de Educación de varias provincias, dijo en una conferencia de prensa que lamentaba que los docentes no aceptaran la oferta del Estado nacional.

Ante posibles medidas de fuerza, el ministro de Educación de la Nación reclamó que las medidas gremiales no afecten el derecho de los chicos a la educación y aclaró que no es necesario que esté cerrada la paritaria nacional para que avancen las negociaciones provinciales.

Comentá la nota