Extrabajadores de YPF reclaman pozos someros

Extrabajadores de YPF reclaman pozos someros
Conformaron un equipo técnico para reactivar los pozos ubicados en los alrededores de Campamento Vespucio.

Un grupo de unos 50 operarios de la exestatal YPF se encuentran a la espera de ser convocados a una reunión con funcionarios de YPF y representantes del área de Energía de la Provincia.

El objetivo del encuentro es iniciar uno de los planes más ambiciosos que se haya proyectado en el norte provincial: reactivar un total de 204 pozos someros (de baja producción) que se encuentran ubicados en los campos que rodean la localidad de Campamento Vespucio.

El grupo está integrado por geólogos, técnicos y obreros de la exYPF, quienes hace más de un año conformaron un equipo técnico

El proyecto -que comprende los aspectos tanto técnicos como económicos- ya fue entregado en manos del vicepresidente de la Nación, Amado Boudou, cuando el segundo de la Casa Rosada estuvo en Jujuy para la conmemoración de un aniversario más del Exodo Jujeño (23 de agosto pasado). Además, aseguran que el proyecto está en pleno conocimiento del gobernador de la Provincia, Juan Manuel Urtubey, y es encabezado por el intendente de la localidad, Julián Albarracín.

Por otra parte, el mandatario comunal el viernes pasado pidió una reunión con el ministro Julio César Loutaif, cuando un grupo de extrabajadores de YPF se movilizaron para cortar el camino que conduce a los yacimientos Macueta y San Pedrito, operados por Pan American Energy.

La adjudicación de la perforación de un pozo en los campos de PAE generó la alarma generalizada en Mosconi y en Vespucio, ya que muchos imaginaron que el proyecto entregado a los gobiernos provincial y nacional estaba siendo aplicado, pero que los trabajos iban a ser ejecutados por la empresa San Antonio -subsidiaria en Argentina de Pride International-.

En un rápido movimiento los extrabajadores cortaron el acceso a los campos de Pan American, pero horas más tarde, y luego que el intendente Albarracín les bajara la información de que se trataba de otro proyecto para perforar un pozo de 6.000 metros de profundidad en el Area de Macueta, que PAE iniciará en un par de semanas, los ex trabajadores liberaron el camino.

“Cuando la gente vio pasar los equipos de perforación justamente a la zona en la que se trabajó con este proyecto de desarrollo hidrocarburífero se alarmó, pero hablé con gente de Minería de la Provincia que explicó que se trataba de otro proyecto que viene siendo gestionado desde hace dos años por parte de Pan American. La gente está muy expectante de lo que vaya a suceder con esta idea y muchos creemos en ella porque puede ser una gran solución al grave problema de desocupación que padecemos en la zona”, explicó Albarracín.

La situación quedó normalizada y hoy están a la espera de exponer el proyecto integral que podría poner en producción 204 de los más de 900 pozos perforados en lo que se denominaba Yacimiento Norte y que comprenden las provincias de Salta, Jujuy y Formosa. Estos pozos fueron perforados desde el inicio de la actividad hidrocarburífera en el norte argentino con la llegada de la Standard Oil Company primero y posteriormente con la fuerte presencia de Yacimientos Petrolíferos Fiscales, que operó en la zona durante seis décadas consecutivas.

Mario Reartes, un histórico dirigente mosconense de los extrabajadores de YPF, explicó que el viernes anterior, antes de destrabar la medida, “hablamos con un funcionario de Orán del área de Minería, quien nos aclaró la situación del pozo que comienza a perforar PAE y que tenían planificado desde hace dos años antes de la conformación de "la nueva' YPF”, expresó.

El proyecto de reactivación

En octubre de 2009 El Tribuno daba a conocer que solo en los viejos yacimientos de Vespucio, Lomitas y Tranquitas existían alrededor de 300 pozos perforados, que con una intervención de pocos recursos estaban en condiciones de producir condensado -gas y petróleo- suficiente para abastecer las poblaciones del norte provincial. De esta manera se podía contener a los miles de desocupados de la región, y que muchos de esos pozos tenían desde hace décadas surgencias espontáneas. Estos tres yacimientos a los que pertenecieron pozos como el Vespucio 1 y 2 están a pocos metros de las viviendas del vistoso campamento; después de la privatización de YPF entre los años 1991 y 1992 el área fue concesionada a la petrolera Tecpetrol. Pero la compañía no ha realizado intentos de reactivar estas áreas, probablemente porque lo que pueda producir no es de interés de estas grandes multinacionales que vuelcan sus esfuerzos y sus inversiones -varias veces millonarias- en otros proyectos.

Estos pozos se caracterizan por ser profundos, que llegan a las formaciones geológicas Icla, Santa Rosa y Guamampampa, ubicadas a más de 5.000 metros de profundidad y con inversiones en cada perforación que superan los 70 millones de dólares.

Raúl Palomino, un técnico que se desempeñó como personal jerárquico en los estratégicos sectores de minería y geología durante 30 años, comenzó a recopilar datos e información, la misma que hoy posee la comisión conformada para crear “Petrolera Mosconi”, el nombre tentativo del emprendimiento que podría ocuparse de reactivar esos campos. Reartes, vocero de la comisión, explicó que en lo económico “hay varias opciones para solventar el ensayo de los pozos, porque hay que aclarar que no se trata de perforaciones sino de trabajar en pozos ya hechos; ambas operaciones requerirán personal y en definitiva lo que estamos buscando es precisamente eso”.

Los recursos

Dentro del proyecto se sugieren varias posibilidades: créditos a través de fondos de Anses o a través del INTI( Instituto Nacional de Tecnología Industrial). Lo óptimo hubiera sido que de los 185 millones de dólares que dispone la Provincia, más específicamente el director del Fondo de Reparación Histórica, Rodolfo Urtubey, una parte se hubiera volcado para este gran proyecto.

Pero la idea nunca pasó por la cabeza de los legisladores del departamento San Martín ni de los funcionarios provinciales; es por eso que la concreción del mismo se hace más cuesta arriba.

En la última edición de la Expo Mosconi se montó una imponente torre de petróleo de propiedad de Perterser, conformada por ex trabajadores de YPF; junto a Upecom -también conformada por exypefianos- estas dos empresas locales tienen todo -personal, tecnología, instalaciones y herramientas- para hacer realidad, más allá del discurso, la esperanza de cientos de familias norteñas.

Comentá la nota