Facturas: Largas colas por conflicto quinielero

A Energía San Juan acudió un 55% más de gente. Agencieros vuelven hoy a cobrar los servicios.
A las 10 de la mañana la cola en Energía San Juan para pagar la luz llegaba a la esquina de Libertador y daba la vuelta, el mismo panorama se repetía en sucursales de Banco San Juan y los Rapipago de los kioscos.

Es que la semana pasada los quinieleros agrupados en la Cámara de Lotería y Afines decidieron dejar de cobrar los servicios como agua y energía, gas, tv digital y por cable, impuestos municipales, IPV, teléfono, medicina prepaga y otros servicios privados, por la ola de robos en agencias de quiniela y alegando que no tenían rentabilidad para pagar un adicional de seguridad.

El problema lo arrastran desde mediados de este año -en junio advirtieron que este servicio no les deja ganancias- y la semana pasada decidieron suspender el cobro "hasta que tuvieran una solución".

Pero ayer al medio día decidieron levantar la medida: Los empresarios dijeron que se los "pidió" la Caja de Acción Social, pero desde allí dijeron que tienen la "obligación" de hacerlo.

"Los agencieros vuelven a cobrar servicios, teniendo en cuenta que prestamos un servicio importante para la gente", dijo escuetamente Rubén Carrión, presidente de la cámara. Pero fuentes del sector aseguraron que hubo un pedido expreso de las autoridades de la Caja de Acción Social (que administra la quiniela), para que los agencieros retomaran el cobro, mientras se negocia un aumento en el margen de sus ganancias. No obstante, el presidente de Caja, Guillermo Ruiz Alvarez, dijo por la tarde que los quinieleros tienen la "obligación" de cobrar los servicios y por lo tanto no tienen posibilidades de optar. Agregó que "nunca" hubo una presentación oficial de la cámara respecto al cese del cobro de facturas. "Los agencieros, por reglamento, no pueden dejar de vender los productos de la Caja, en este caso es un servicio pero entra en el paquete porque hay convenios firmados y los agencieros deben respetarlo", destacó Ruiz. También admitió que la Caja ha realizado varias gestiones pidiendo a las empresas Lotipago y Rapipago que aumenten el porcentaje de ganancia para los agencieros por el cobro de facturas, que es el inicio del conflicto.

Los quinieleros quieren una mayor rentabilidad en este servicio, que actualmente les deja entre $8 y $9 por día, lo que dicen, no les alcanza para contratar un agente de seguridad.

La semana pasada, la gerenta de Lotería y Quiniela de la Caja, Sonia Félix, dijo que las empresas demorarán entre 15 y 20 días en responder el pedido.

Ayer, la gente de Energía San Juan se sintió "desbordada" por la afluencia de clientes para pagar facturas en la casa matriz y se recibió un 55% más de boletas que un primer día hábil normal, según contó Sergio Gurguí, gerente de Relaciones Institucionales. Es que al conflicto se sumó el vencimiento de facturas.

Y toda cola que había en el microcentro, seguro terminaba en el Rapipago de algún kiosco. En el banco San Juan también había mucha gente, pero dijeron que era lo "normal", después de un fin de semana largo.

Comentá la nota