Febo asoma en el conflicto de la limpieza

Los operarios de limpieza que mantenían retención de servicios en escuelas podrían volver a trabajar el lunes. Hoy les depositan.
De no mediar imprevistos, el próximo lunes se retomaría la actividad en las escuelas afectadas por el paro de empleados de limpieza. Las empresas anunciaron que depositarán hoy el dinero adeudado y, pájaro en mano, los operarios volverían a trabajar el lunes de la semana que viene. De esta manera se solucionaría el conflicto entre el personal y las empresas de higiene, que mantiene paralizadas las clases en numerosas escuelas de Córdoba.

“Mantuvimos comunicación telefónica con los empresarios. Ellos prometieron que mañana (por hoy) el dinero que nos deben estará depositado. Pero la mayoría de los trabajadores tiene su cuenta sueldo en el Banco de Córdoba. Recién cobrarían el sábado. Yo diría que el lunes, con suerte, si se acredita el pago, los trabajadores volverán a prestar el servicio de limpieza”, explicó Sergio Fittipaldi, secretario general del Sindicato de Obreros y Empleados de Empresas de Limpieza, Servicios y Afines de Córdoba (Soelsac).

El conflicto entre el personal de limpieza comenzó a principios de mes. El sindicato que los aglutina denunció que cerca de 1200 operarios no habían cobrado el sueldo del mes anterior. El problema se acrecentaba entre los trabajadores que prestan servicio en las escuelas de la Provincia, ya que el Estado tercerizó el servicio y contrata a empresas para que aseen los establecimientos. El sindicato declaró la retención de servicio y los colegios dejaron de limpiarse la semana pasada.

Por no estar garantizadas las condiciones de higiene, las clases se suspendieron en numerosas escuelas. El miércoles, la UEPC relevó 17 colegios con clases suspendidas en Córdoba capital. Pero ayer ya sumaban 50 los establecimientos sin servicio, según informó el sindicato de empleados de limpieza.

Un empresario que durante mucho tiempo trabajó en el rubro explicó que habitualmente se dan demoras administrativas cada vez que se concede un aumento salarial. Los empleados de limpieza lograron un incremento del 34 por ciento en abril. A partir de ese momento se abrieron “expedientes de redeterminación”, un trámite administrativo mediante el cual la Provincia aprueba el incremento. El trámite quedó demorado. Aparentemente faltaba la firma del gobernador José Manuel de la Sota, que estaba de viaje.

“El trámite es lento. Y hasta que la Provincia no acredite el aumento, las empresas tienen que hacerse cargo de esos costos”, explicó.

Según informó el sindicato, las empresas se comprometieron a depositar hoy los montos adeudados. Pero los trabajadores volverán a las aulas la semana que viene.

Comentá la nota