Federación sindical reclama que La Pampa "reconozca" al trabajador de Salud

Jorge Yabkowsky, presidente de la Federación Sindical de Profesionales de la Salud de la República Argentina (Fesprosa), reclamó al Gobierno pampeano que "reconozca" al trabajador de Salud para "construir juntos" la carrera sanitaria.
La Asociación de Profesionales de Salud Pública y Sindicato de Trabajadores de Salud Pública (Sitrasap) realizan este jueves las 1º Jornadas en Defensa de la Salud Pública. Entre otros temas, debatieron sobre "La Salud Pública en la Provincia de la Pampa", "Sindicalización de los trabajadores de la Salud" y "Ley de Carrera para el sector Salud".

"En Argentina -dijo Yabkowaky, en declaraciones a la radio La Tosca- se invierte mucho en Salud pero el tema es quién pone ese dinero. Es el país que Latinoamérica que más gasta: el 10,1% del PBI. El 40% de ese dinero lo pone la gente de su bolsillo. Lo hace comprendo remedios, pagando prepagas, pagando coseguros, etcétera. Esto quiere decir que el PBI de los que se gasta en salud lo paga el privado. El 3% lo ponen las obras sociales. El Estado pone 25 centavos de un peso que se paga. Es decir, que para mantener 1.600 hospitales el estado argentino está poniendo nada más que el 2% del PBI".

"La oferta de salud pública debe mejorar", sostuvo. "El sistema público de salud debe ser el sistema testigo que debe atender a la gente. Quiero decir, una carrera sanitaria que contemple los derechos de los trabajadores, su capacitación, el ingreso por idoneidad y que sea remunerado con estabilidad para que el hospital público sea el que retenga lo mejor del recurso de salud".

"Necesitamos -agregó- que el Estado reconozca al trabajador de Salud como un entre independiente para negociar para construir juntos la carrera sanitaria que La Pampa necesita".

-¿No está pasando que a la jefatura ingresen los mejores?

-No, porque los mecanismos de concurso no se implementan. De alguna manera son directores políticos. Y en las jefaturas no hay la instrumentación de carrara sanitaria, tampoco estímulos económicos importantes. El que conduce la tarea diaria debe ser reconocido por sus compañeros como el mejor, como el que ganó el concurso.

Comentá la nota