Fernández dilapidó poder y podría perder el liderazgo de la UTA

Fernández dilapidó poder y podría perder el liderazgo de la UTA

El secretario general de los Colectiveros pondrá en disputa su sillón en medio de una interna sindical, en uno de los gremios estratégicos del sector transporte.

Las próximas elecciones de autoridades de la Unión Transporte Automotor (UTA) prometen capítulos de máxima tensión. Acorralado por las críticas internas, Roberto Fernández tiene en riesgo su liderazgo al frente de los colectiveros.

El gremio de los choferes de colectivos se prepara para la renovación de Comisión Directiva y en las últimas semanas comenzó a sonar fuerte la posibilidad de la presentación de una lista opositora a Fernández.

El armado opositor es emprendido por dirigentes con peso en las bases y en las reparticiones gremiales del interior, donde existe un alto grado de enojo con “El Gallego” por el trato a los trabajadores, con nueve seccionales intervenidas por la conducción nacional.

“En el seno de la UTA se lo ve a Fernández como un empresario”, aseguró un sindicalista del transporte a Mundo Gremial.

El sindicato que hoy comanda Fernández nuclea a más de 140.000 choferes y es uno de los gremios estratégicos del transporte, y el ancho de espadas en todas las protestas sindicales de la CGT y la CATT.

Entre las seccionales intervenidas se encuentra la potente UTA Córdoba, donde los trabajadores expresan asiduamente su bronca con el histórico secretario general. Tras la intervención nacional, se concretaron más de 800 despidos, muchos con rasgos persecutorios, según denunciaron.

Fernández también perdió representación en la rama larga distancia y en el subte. En el primer caso, el armado de un nuevo sindicato por el descontento con el líder llevó a la UTA a desprenderse de un fuerte número de afiliados.

Lo mismo pasó con los trabajadores del subte donde cayó en un 70% la representación.

De confirmarse la presentación de la lista opositora -algo inusual- en el sindicato, “El Gallego” corre fuerte riesgo de perder la conducción y quedar apartado del estratégico armado sindical del transporte.

Coment� la nota