Feroz interna gremial: “UOCRA aislará e intervendrá la regional Lomas y la de Quilmes-Varela”

Así lo confirmaron fuentes gremiales de la zona. “No conversamos con esas regionales y son conocidas las internas que tienen entre ellos. Tienen metodologías que se diferencian de la conducción nacional. Era algo que veíamos venir”, afirmaron. El jueves, el Congreso Gremial Nacional hará un pedido de informes y se buscará intervenir. “Hubo tiros por ambas cosas: por la caja y por broncas personales”.
“No es que nosotros no dialogamos con ellos, sino que ellos mismos cortan el diálogo con el resto de los compañeros del mismo gremio. Los problemas no son nuevos, sino que tienen larga data. Tienen modos de hacer las cosas sin el consentimiento de la conducción nacional”.

En conversación con LA TERCERA, un dirigente de la Unión Obrera de la Construcción de la República Argentina (UOCRA) de la región, buscó graficar el tipo de “relación” que mantiene el gremio con las regionales Lomas y la de Quilmes-Florencio Varela, y a su vez, adelantó que en el marco del próximo Congreso Nacional del gremio que se realizará en la ciudad de Mar del Plata, los congresales motivarán un Pedido de Informes sobre lo ocurrido durante el último fin de semana entre las regionales de Lomas y Quilmes-Varela, cuando miembros enrolados en la seccional lomense arremetieron a tiros contra hombres dependientes de la otra facción.

Como saldo del feroz enfrentamiento, 11 personas fueron heridas y una de ellas quedó parapléjica y en grave estado. La policía detuvo a dos sospechosos: el secretario adjunto de la seccional Lomas de Zamora, Walter “Lobizón” Leguizamón y otro miembro del gremio, quienes quedaron detenidos, al cierre de esta edición, en la comisaría 1ª de Florencio Varela. Además, la fiscal Clarisa Antonini ordenó allanamientos en Avellaneda, Lomas de Zamora y Claypole, todos en domicilios de miembros de la UOCRA de Lomas de Zamora. Fueron ocho en total. En los allanamientos se secuestraron varios revólveres calibre 22, una pistola 9 milímetros y otras dos calibre 45. Aún se estaban esperando el resultado de las pericias para determinar si fueron las usadas en la agresión.

Ruptura de Códigos

“Se estuvieron diciendo muchas cosas sobre el origen de los enfrentamientos: una especie de caja, motivos personales porque los baleados eran parientes, y señales a la conducción nacional de cara al Congreso. Esto tiene que ver con todo eso”. Según señaló la fuente gremial, existió una “ruptura de códigos” por parte de facciones internas de cada regional, y disputas desatadas entre los mismos gremios. Aquí quien es señalado como “el primero en mover” es el referente de Quilmes-Varela, Juan “Lagarto” Olmedo, dirigente que responde al referente gremial de La Plata, Juan Pablo “Pata” Medina, hombre de La Plata enfrentado a la conducción de la CGT, encabezada por Hugo Moyano, y diferenciado del rumbo nacional de la UOCRA a cargo de Gerardo Martínez.

Si bien el secretario general de Lomas de Zamora, Héctor Cabrera, buscó mantenerse al margen de las discusiones intestinas al quedar al frente de esta regional que fue intervenida hace tres años para sacar a Víctor Grossi -quien se fue y abrió un gremio paralelo- al ser señalado de obstaculizar las elecciones internas, aún a los tiros en el centro de Lomas, se lo escuchó decir que “hay que respetar la conducción Martínez”. Quién no acompañó su visión fue “Lobizón” Leguizamón -quien se encuentra detenido. Hombre de Quilmes que llegó a Lomas para acompañar la intervención, “siguió metido en cuestiones del `Pata´ “cerrando armados para Olmedo”.

El “Lagarto” y las amenazas

Según señalaron a LA TERCERA, parte de ese trato incluyeron acciones en el marco de la campaña política del año pasado, cuando el espacio de Olmedo -enrolado en el moyanismo- aspiró a ir por la intendencia de Florencio Varela, y avanzó con las pintadas con un dibujo de un lagarto en casi todas las paredes del distrito, aún sobre la cara del caudillo Julio Pereyra. Dijeron en esos días a este medio, “nadie se le anima a Olmedo, que trajo mucha plata y banca en la calle desde La Plata y Lomas de Zamora”. De hecho a su espacio se lo señaló como autor de amenazas a punta de armas a los autos con altoparlantes que recorrieron el distrito, como la que le ocurrió a la ex candidata a intendenta por el ishismo, Patricia Hermida, -7 militantes de Olmedo fueron detenidos en la comisaría 4ta de Bosques por amenazas y aprietes-.

Estas relaciones en la regional de la UOCRA perduraron y, según dijeron, volvieron los “problemas por la caja”, y por los premios y castigos que se vendrán desde el jueves que viene del Congreso. “La caja”, tal cual indicaron, “es la recaudación que obtienen los delegados en sus recorridas por las construcciones” que muchas veces son bajadas por las mismas empresas constructoras “que dejan vueltos a los controles y a los gremios”. “Hoy esa caja se desbando”.

A su vez, Daniel Figueredo, hombre enrolado en el gremio, dueño de la casa que fue baleada el fin de semana pasado, dijo ya haber recibido amenazas por parte de “la gente de Lomas”. “Cuando vos querés hacer las cosas bien, te sacan de esta forma. Esto no es nuevo, hace dos meses que estoy amenazado de muerte”, indicó.

Enfrentamientos en Comodoro Rivadavia

Otro enfrentamiento armado tuvo lugar ayer en el sur del país. Trabajadores del gremio de transporte y de la UOCRA chocaron a balazos en la zona del cerro Chenque, en Comodoro Rivadavia. Una persona resultó herida y otras cuatro fueron detenidas.

El enfrentamiento se produjo entre trabajadores enrolados en la Cámara Empresaria Patagónica de Transportes de Cargas, Afines y Logística y de la UOCRA, en el camino Juan Domingo Perón de esa ciudad.

Según informaron, ambos gremios se disputan la continuidad de la obra del aterrazamiento del cerro Chenque y se habrían enfrentado cuando un grupo de la UOCRA se presentó en la obra con el objetivo de garantizar la continuidad en los trabajos, en medio de un paro que encabezan los transportistas, dijeron fuentes policiales.

Comentá la nota