Ferroviarios apoya la suba del salario mínimo para compensar la mayor inflación

Ferroviarios apoya la suba del salario mínimo para compensar la mayor inflación

La CGT confirmó que habrá paro si ofrecen “migajas”

Mañana a las 9 en el ministerio de Trabajo podrá definirse una tregua entre la CGT y el Gobierno, de existir alguna propuesta convincente para los gremios o quedará sellado un paro.

A contrarreloj la dirigencia sindical, en el fin de semana largo, trazó hipótesis y reforzó posturas. Mientras que la central liderada por el triunvirato de Juan Schmid, Héctor Daer y Carlos Acuña dejó en claro que “con migajas” habrá huelga, desde otras veredas del movimiento obrero creen en variantes alternativas al bono.

La Unión Ferroviaria, robusteció su apuesta para convocar al Consejo Nacional del Salario, elevar el Mínimo Vital y Móvil Vigente de $7.560 potenciando la canasta de $13.000 y alejarla de la línea de pobreza. Son los argumentos que refrendó Sergio Sasia, secretario general de la UF, en medio de la diáspora sindical. Alejándose de la opción por un “bono para todos”, Sasia le explicó a este diario “por la diversidad de actividades y escalas sería más acertado y equitativo plantear un doble aguinaldo o un porcentaje atado al salario. Lo que es indiscutible que debe otorgarse una suma extraordinaria para jubilados y beneficiarios de planes sociales”.

Una suma extra para jubilados y beneficiarios

de planes está fuera de discusión cree la UF

Se recuerda que el camionero Pablo Moyano también remarcó que el “bonito” de fin de año, había sido una “treta” del Gobierno para “focalizar” en ese punto una discusión “frente a la realidad de que ningún reclamo” fue atendido por la administración de Cambiemos.

Sasia, también referente del Movimiento de Acción Sindical (MASA), más allá de las diferencias también reinvindica la “doctrina Moyano” en cuanto a sostener activas las paritarias como eje de toda negociación. “Apuntar a un bono para frenar la protesta del movimiento obrero, es resumir que se está equivocando el camino”, consideró el ferroviario.

Lo que pocos discuten en el siempre fragmentado mapa gremial del país es que las organizaciones que cerraron sus acuerdos por un año, padecen con mayor deterioro la fortaleza adquisitiva de los sueldos. “Hay gremios que acordaron con fuerte pérdida del poder adquisitivo. La Unión Ferroviaria cerró en el segundo semestre, para sentarnos a discutir ahora en noviembre”, destacó.

En la hipótesis de si amerita decretar una huelga nacional, más allá de que tanto la UF como el MASA prescindieron de unirse a la CGT y hoy comulgan más cerca del sector que lidera Gerónimo “Momo” Venegas, Sasia respondió a la alternativa de la medida de fuerza, “un paro por sí solo no conduce a nada, tiene que existir una agenda concreta. Saber que se hace después de esa huelga”.

Sergio Sasia consideró que el problema es

carecer de agenda para el día después del paro

El ferroviario lamentó que pese a los cambios del mapa sindical, no existe a la fecha una agenda concreta de reclamos, que resuma coincidencias en beneficio de todos los trabajadores. “Por decirlo de alguna manera el escenario macro, donde estamos todos los gremios, debería tener este factor común”. A la hora de precisiones, Sasia enumeró la recuperación del poder adquisitivo, los puestos de trabajo que se perdieron, mejoras para los jubilados, capacitación de los trabajadores, preservar y potenciar industrias afectadas por la apertura de las importaciones. “Esta agenda no está y corresponde que hagamos la autocrítica necesaria”.

Comentá la nota