Fetap condiciona el pago de los $ 1.000 para cada chofer al aumento del boleto

Fetap condiciona el pago de los $ 1.000 para cada chofer al aumento del boleto
Desde la cámara que nuclea a los empresarios del transporte urbano de pasajeros señalaron que no podrán hacer frente a la solicitud de los choferes “si es que el aumento del boleto no contempla la suba salarial”. Piden un boleto arriba de los $ 6, pero el Concejo aprobaría uno a $ 5,30.

Ayer tuvo lugar el primer encuentro formal entre funcionarios municipales y representantes de los choferes nucleados en el gremio de la UTA, antes de que el intendente Ramón Mestre ponga en marcha el nuevo esquema de transporte urbano en la ciudad de Córdoba, a mediados de febrero. La reunión se llevó a cabo en el Palacio 6 de Julio y participaron el secretario de Transporte Juan Pablo Díaz Cardeilhac y Alfredo Peñaloza, secretario general del sindicato, junto a parte de la comisión directiva. La intención de los choferes, quienes pidieron la reunión, fue conocer cuáles serán los principales cambios que comenzarán a concretarse en el sistema y plantear el pedido de un “paliativo” de mil pesos que le solicitarán a las empresas tras la suba del boleto en febrero. Así lo había adelantado Peñaloza a este medio, tras asegurar que ese plus serviría de atenuante a la inflación hasta que se cierre la pauta salarial para 2014 que se está discutiendo a nivel nacional. “Sería a cuenta de los futuros aumentos”, indicó el secretario general del sindicato.

Por su parte, el vicepresidente de la Fetap -la cámara que nuclea a los empresarios del transporte- Gustavo Mira informó ayer a este diario que aún ese planteo no fue formalizado pero anticipó: “Hasta que no se actualice la tarifa del transporte, la situación es crítica para las empresas concesionarias”. Explicó que mil pesos más por chofer, significaría un desembolso de 3.500.000 de pesos, “una cifra que, por ahora, es imposible de afrontar”. Sin embargo, aclaró que “si el aumento del boleto contempla la suba salarial, no habrá ningún problema. Al contrario, vivimos todos en el mismo país y lo que más queremos es que el sueldo se actualice porque la inflación está carcomiendo los salarios de una manera impensada”.

Y en ese sentido, cabe señalar que los empresarios están reclamando un boleto arriba de los 6 pesos cuando en muy posiblemente el Concejo Deliberante apruebe una suba no mayor a los 5,30 pesos. Y aunque Peñaloza descartó por ahora alguna medidas de fuerza por este tema, es sabido que el gremio de los colectiveros no titubea a la hora de realizar paros sorpresivos como método de presión. Y allí comienza la misma historia de siempre: UTA que exige un aumento y paraliza el servicio, el empresariado que dicen que no pueden afrontar la suba, y la Municipalidad que sale en auxilio de las concesionarias pese a que el propio Mestre dijo que la comuna nunca más subsidiaría al transporte.

Lo que se viene

En otro tramo de la reunión entre UTA y Díaz Cardeilhac ayer en la Municipalidad de Córdoba, se informó como quedarán los nuevos recorridos y como funcionará, por ejemplo, el polémico carril “Solo Bus” cuya obra ya comenzó en la avenida Sabattini de esta ciudad. Por esa vía exclusiva ubicada en la mano izquierda y que en principio sólo cubrirá algunos tramos, circularán todos los colectivos. Según se informó en Sabattini se construirán 11 paradas con una distancia de 400 metros entre cada una. Las zonas de ascensos y descensos serán plataformas construidas por encima del nivel de la calle, ubicadas del lado derecho. Desde el sindicato señalaron que para cumplir con los tiempos de frecuencia previstos deben contar con colectivos articulados en lugar de los comunes (tal cual lo prevén los pliegos de licitación) , para subir la mayor cantidad de pasajeros por cada traslado.

El sindicato también hizo especial hincapié en la necesidad de que el municipio controle a los empresarios en el cumplimiento de la cantidad de unidades que deben estar en la calle, ya que aseguran que siempre hay menos de los exigido y que esto termina repercutiendo en la calidad del servicio. Con el nuevo sistema, unas 833 unidades deberán circular por las distintas arterias cordobesas, en lugar de las 600 que hay actualmente. En ese sentido, Díaz Cardeilhac mostró cómo funcionará el nuevo sistema de control a las empresas, que prevé un monitoreo de cada unidad en funcionamiento.

Por otro lado, para los usuarios se prepara folletería especial con toda la información de los cambios, con los recorridos y los cambios de nombre de los corredores que pasarán a ser identificados con números.

Coment� la nota