La fidelidad con la Casa Rosada le cuesta afiliados a SUTEBA

Aunque alineados con la Casa Rosada, a casi ninguno de los gremios que integran la CGT oficialista se los podría encuadrar como kirchneristas.
Esa calificación, en cambio, sí se puede aplicar a la CTA que lidera Hugo Yasky y SUTEBA, el principal gremio de base que integra esa central sindical. Su identificación con el Gobierno parece estar costándole caro a la conducción de SUTEBA: según trascendió, cada vez más maestros están renunciando a ese gremio y afiliándose a otros sindicatos docentes.

Es el caso, por ejemplo, de UDOCBA. “Le sacamos alrededor de 5.000 afiliados a SUTEBA”, señaló su secretario general, el moyanista Miguel Ángel Díaz. Y completó: “La gente se aleja porque ve que su conducción es muy oficialista y no lucha a fondo”.

Otro gremio que habría crecido debido a la migración de afiliados de SUTEBA es l+a Federación de Educadores Bonaerenses (FEB), que conduce Mirta Petrocini. En el último tiempo, y sólo en la ciudad de General Rodríguez, unos 70 maestros se habrían pasado de SUTEBA a la FEB.

Clarín intentó en las últimas tres semanas comunicarse sin éxito con el titular de SUTEBA, Roberto Baradel.

Si en la paritaria nacional el panorama asoma algo oscuro, en la provincia de Buenos Aires ya se lo ve directamente negro. La FEB tuvo el viernes pasado un congreso en el que se aprobó no iniciar el ciclo lectivo “si el Gobierno provincial no da respuesta a nuestros reclamos”, informó anoche a Clarín Petrocini.

Según la dirigente, la administración de Daniel Scioli aún no les hizo a los gremios docentes ninguna oferta concreta. Pero los sindicatos ya intuyen que la propuesta no superará el 25%. Se trata del techo salarial que acordaron fijar la semana pasada los ministros de economía de 15 provincias.

“La inflación afectó severamente el poder adquisitivo del salario de los maestros.

Quieren que nosotros paguemos ese costo y no lo vamos a aceptar”, advirtió Petrocini.

UDOCBA también ya definió no iniciar el ciclo lectivo. “Aprobamos empezar un paro por tiempo indeterminado en caso de que no haya una oferta que nos satisfaga. La gente está recontra caliente”, explicó Miguel Ángel Díaz.

El gremio que lidera Díaz reclama que el salario mínimo de un docente sea de $6.400.

Comentá la nota