Fileteros: “El 50% de las empresas está demorado en el pago de salarios”

Fileteros: “El 50% de las empresas está demorado en el pago de salarios”
Lo reconoció Cristina Ledesma, secretaria general del SOIP. Sin embargo, la dirigente no dio la misma magnitud a la crisis que le da el empresariado. “Hay trabajo y pescado”, aseveró.
Cristina Ledesma no desmiente que la pesca, como dicen los empresarios, atraviese una situación de crisis. Sin embargo, la secretaria general del SOIP todavía no le adjudica el mismo tenor que el sector privado. Para la dirigente gremial, en el puerto de Mar del Plata, “todavía sigue habiendo trabajo y pescado, aunque no sea en las mismas cantidades” que en las buenas épocas.

No obstante, Ledesma reconoce que las complicaciones denunciadas y advertidas por el empresariado local se vislumbran en algunos pagos de salarios atrasados y en el cobro del garantizado en seis firmas de la ciudad.

“Nosotros estamos trabajando. Obviamente que no a full como en otros años, pero sí estamos trabajando. Vemos que hay complicaciones, pero lo vemos en todos lados porque la crisis no está sólo en el sector pesquero”, deslizó Ledesma durante una charla con REVISTA PUERTO.

Según comentó la dirigente, en la actualidad, suman casi 80 las empresas que mantienen deudas con los salarios del personal. “Eso significa -tradujo enseguida- que el 50% del total registra algún atraso. Y obviamente, eso repercute en lo que es la obra social y la cuota sindical, sobre lo que hay muchísima demora en el cobro”, remarcó la secretaria general del SOIP.

“Lo que estamos haciendo es recorrer las fábricas y pedir la inmediata regularización. Lo que decimos es que primero paguen a los trabajadores y luego al sindicato, que soportará el atraso hasta que pueda recuperarlo y cobrar”, indicó Ledesma, quién a su vez aseguro que la estrategia de visitar empresa por empresa le está dando buenos resultados.

Frente a la consulta de si la crisis afecta más a los trabajadores no registrados o cooperativizados que a los que están en relación de dependencia, la dirigente advirtió: “Cuando la situación afecta, nos afecta a todos por igual. Cuando hay pescado, hay pescado para todos, tanto para los registrados como para los no registrados. Lo mismo pasa con los pagos, aunque a veces tienen más facilidades de cobrar durante las crisis los que están en cooperativas que los que están registrados”.

Ledesma, al igual que muchos otros actores pesqueros espera también una nueva convocatoria interministerial para avanzar sobre la implementación de dispositivos que mejoren las ecuaciones empresariales. “Porque después que eso ocurra, llegarán nuestros reclamos”, anticipó la secretaria general del SOIP, sin brindar detalles al respecto “para no asustar a nadie”.

¿QUÉ FUE DE LA REGISTRACIÓN?

Durante el 2012, tanto antes como después del paro del SiMaPe, la viceministra de Trabajo, Noemí Rial, junto al intendente Gustavo Pulti, se comprometió a erradicar, o por lo menos reducir sustancialmente, el trabajo en negro en el puerto de la ciudad.

Desde entonces, no se ha hecho mucho por el blanqueo. Una muestra de eso son las cifras reveladas a principios de julio por el delegado de la cartera laboral de Nación, Ángel Ratto. Según los registros del funcionario, en los últimos 15 meses, en Mar del Plata sólo se realizaron 28 inspecciones: 17 en 2012 y 11 en lo que va de 2013.

“La verdad que nosotros no avanzamos ni fuimos a hablar nuevamente al Ministerio, justamente, por esta situación de la que estábamos hablando. Como venimos de un año bastante complicado, vimos que no era el momento de volver a presionar con el tema de la registración. O sea que estamos esperando el momento justo para volver a arrancar. No queremos que vuelva a pasar lo de El Marisco, donde el empresario hace un acuerdo económico muy chico y deja al trabajador en la calle. Como no queremos llegar a esa situación, lo que nosotros estamos haciendo es esperar el momento justo”, explicó Ledesma.

De todos modos, la secretaria general del SOIP adelantó que de cara a la zafra de anchoíta, “que emplea a muchísima gente con muy poca registración”, se le va a plantear al Ministerio de Trabajo la necesidad de concretar inspecciones.

Sobre cuál podría ser el “momento justo” para reclamar por las necesidades del obrero ante el empresariado, la dirigente sostuvo que llegará, “después de que superen esta supuesta crisis”. Inmediatamente y a manera de conclusión señaló: “Entonces ahí sí, nosotros nos tendremos que sentar a plantear lo que hoy está quedando en stand by. El año pasado fue por un tema, este año por otro. Venimos postergando nuestras necesidades. Tenemos, los trabajadores, muchos temas y cosas que plantear y modificar pero por un motivo u otro no lo podemos hacer. Estamos a la espera de poder plantearlo”, completó Ledesma.

Comentá la nota