Fileteros inician plan de lucha y no descartan otra protesta en el Hermitage

Se trata de los obreros de la pesca nucleados en la CTA, quienes el jueves pasado protagonizaron un corte en la avenida Colón y frente a las puertas del hotel Hermitage, exigiendo registración laboral y jubilaciones para unos 600 trabajadores; hecho que despertó el enojo del gobernador Scioli. Ante la falta de respuestas, anunciaron la puesta en marcha de un plan de lucha desde este mismo martes y no descartaron repetir la protesta en el Boulevard Marítimo.
En declaraciones a FM Ciudad 99.1, el titular de la Unión de Trabajadores del Pescado y Afines, adherido a la CTA, afirmó estar “sorprendido” por los dichos del gobernador Scioli tras la protesta que llevó a cabo el sector el jueves en las puertas del hotel Hermitage. “Nos sorprendió que se llegara a semejante extremo y se hablara de tolerancia cero cuando ese término no debería utilizarse nunca más”.

En ese orden, aclaró que “antes de ir a protestar a la costa fuimos a ver al Intendente y al Ministerio de Trabajo, nos prometió uno y nos prometió el otro pero ninguno nos dio nada”. “Lo más triste de todo esto es que nosotros, antes de ir a cortar, fuimos a las puertas del Hermitage y estuvimos dos horas esperando a alguien para que nos dieran una reunión. Si el Gobernador me pregunta porqué corté la calle, le voy a decir que antes de esto tengo 50 pedidos de audiencia pero nunca se nos atiende”, explicó.

A su vez, manifestó su malestar al ver que “alguien piensa que la represión es la solución en lugar de dialogar” y advirtió: “Si nos quieren imponer el miedo, ya todos sabemos cuál fue el resultado”.

“Esto de amenazar con judicializar me parece muy feo pero, por otra parte, incivilizado”, dijo más adelante, tras lo cual anticipó: “No descartamos volver a manifestarnos al Hermitage”. “Quizás el Gobernador está mal informado, pero no se puede enojar por una manifestación cuando no se enoja con los empresarios cuando violan las normas legales de trabajo o tienen empleados precarizados”, razonó el dirigente gremial.

Por otra parte, Villaola detalló que luego del piquete del jueves a la noche, “se acercó el subsecretario de Gobierno, Pablo García, y nos invitó a una reunión para el viernes, pero cuando fuimos nos encontramos con que apareció el SOIP con 10 ó 15 personas más, por lo que nosotros tuvimos que salir corriendo porque bajo amenaza no se puede trabajar”. “Al final nos reunimos a tres cuadras del lugar, pero nos dijeron que nos venían a escuchar y no traían ningún tipo de solución; en definitiva, otra vez nos tomaron el pelo, por eso empezamos desde este martes con el plan de lucha y no descartamos volver al Hermitage”, aseveró.

En ese marco, opinó que “los funcionarios no deben dedicarse solamente a cortar cintas o a acariciar a una criatura muerta de hambre, sino también a ver qué es lo que se reclama en este tipo de cortes” al considerar que “Mar del Plata no es solamente el circuito en el que estuvimos nosotros, es decir, ya no se puede hablar de una ciudad turística y central y después decir 'zona periférica' porque somos todos ciudadanos”.

Finalmente, le envió un mensaje al propietario del hotel céntrico, Florencio Aldrey Iglesias: “Yo le pediría a ese señor que vive en Mar del Plata que por favor se dé una vueltita por los barrios y a lo mejor ve a otras personas que no tienen dinero, como mis compañeros o yo, pero que son mortales igual que él”

Comentá la nota