Final sin acuerdo para la paritaria docente

Final sin acuerdo para la paritaria docente
El gobierno bonaerense mejoró las ofertas previas y cerró las negociaciones salariales con el Frente Gremial. Los maestros rechazaron el incremento y ratificaron una nueva huelga para el lunes y el martes y una marcha para el miércoles.
El gobierno bonaerense dio por terminada la discusión paritaria con los docentes y decretó un aumento salarial del 22,6 por ciento, en tres cuotas. El mandatario provincial, Daniel Scioli, explicó que hubo “un enorme esfuerzo”, pero que fracasaron las negociaciones tras un nuevo encuentro con los dirigentes del Frente Gremial Docente. La decisión produjo un fuerte descontento entre los sindicatos de maestros, que ratificaron el llamado a una nueva huelga para el lunes y el martes próximos, así como una movilización hasta la sede de la gobernación el miércoles. La provincia ya había advertido que podría dictar la conciliación obligatoria, que los gremios, según anticiparon, desconocerían. El titular de Suteba, Roberto Baradel, aseguró “que la provincia dispone de los recursos y tiene que ofrecer un aumento mayor”. La secretaria general de FEB, Mirta Petrocini, afirmó que si bien “la discusión la cierra el gobierno”, todavía están “dispuestos a hablar para que la propuesta sea mejorada”.

Tras 48 horas de paro y movilizaciones, el gobierno bonaerense convocó ayer a la tarde a los gremialistas Roberto Baradel (Suteba), Mirta Petrocini (FEB), Jorge Dobal (AMET), Mario Almirón (Sadop) y Edith Contreras (UDA). Frente a la casa de gobierno, los maestros realizaban un multitudinario acto.

En lo que terminó siendo el último encuentro paritario, los funcionarios mejoraron las dos ofertas previas y propusieron un aumento salarial del 22,6 por ciento, que lleva el básico de un maestro sin antigüedad, de 2900 a 3555 pesos. La negociación duró horas y terminó con el rechazo de los sindicatos y el anuncio mediante conferencia de prensa del gobernador Scioli: decidió que la negociación quedaba concluida. Finalmente, la paritaria bonaerense siguió el camino de la nacional, terminada cuando el Ministerio de Educación estableció un 22 por ciento de aumento y los gremios firmaron en disconformidad.

En diálogo con Página/12, varios dirigentes del Frente Gremial bonaerense mostraron su descontento por la decisión de la administración sciolista. Señalaron la “falta de responsabilidad y gestión”, la cual “genera una gran preocupación a toda la docencia”. “Responsabilizamos al gobierno de la provincia por la parálisis en el sistema educativo y por la extensión de este conflicto”, manifestaron, y remarcaron la “profundización del plan de lucha”. En este sentido, llamaron a 48 horas de paro para los días lunes y martes próximos y a la concreción de una caravana el miércoles, que culmine con un acto frente a la sede de la gobernación.

Baradel explicó que el aumento dispuesto por la provincia será aplicado en tres tramos: un 12,6 por ciento desde marzo, llegará al 19,6 en septiembre, y al 22,6 en diciembre. “Es similar al (aumento) de la paritaria federal, pero empeora algunas cosas, como el primer tramo”, se quejó el dirigente docente, quien argumentó que la Nación fijó un 16 por ciento de incremento en una primera instancia, y la provincia, un 12,5 por ciento. Expresó que “había asumido el compromiso ante las bases de rechazar una propuesta así”. Además opinó que “la provincia dispone de los recursos y tiene que dar un aumento mayor, una oferta superadora que nosotros podamos poner a consideración de nuestros trabajadores”.

El dirigente destacó la “masividad” que tuvo la Caravana por la Educación Pública, que movilizó a “más de veinte mil docentes de la provincia” hasta la Casa de Gobierno, razón por la cual, estimó, fueron convocados por el ministro de Trabajo, Oscar Cuartango.

“Con la negativa a la oferta de Scioli reflejamos el compromiso con las bases”, sumó la gremialista Mirta Petrocini, quien señaló que “el esfuerzo debe ser mayor, como se nos exige a nosotros, para acercarnos a un número más consensuado”. Analizó que lo que “está en juego” es el poder adquisitivo de los trabajadores del sector educativo, “cuyo desfasaje viene dándose hace mucho tiempo” y “que en proyección del actual incremento no se va a recuperar”. También criticó “el cierre unilateral de la paritaria”. “La discusión la cierra el gobierno, en un supuesto esfuerzo económico, pero siempre estamos dispuestos a sentarnos nuevamente a hablar siempre que esté la posibilidad de que esa propuesta sea mejorada.”

Informe: Juan Manuel Frías.

Comentá la nota