Finalizó medida de fuerza de municipales en Río Gallegos

Finalizó medida de fuerza de municipales en Río Gallegos
La ciudad capital de Santa Cruz de a poco intentó volver a la normalidad, tras la finalización de las retenciones de tarea de los agentes municipales. Ayer hubo movimiento de la flota del Servicio de Urgencias Municipales (SUM), trabajando activamente para recoger los residuos diseminados por los espacios públicos. En la cantera municipal, adonde depositaron los residuos, hubo presencia de Gendarmería y Policía Federal, entre otros.
Ayer, el Sindicato de Obreros y Empleados Municipales finalizó las “retenciones de tarea por 48 horas, con presencia en el lugar de trabajo”.

El conflicto recrudeció luego que hubiera acusaciones de todo tipo, hasta de índole política entre las partes.

A lo largo de la jornada, en la ciudad hubo movimiento de la flota del Servicio de Urgencias Municipales (SUM), trabajando activamente para recoger los residuos diseminados por los espacios públicos y depositarlos en la cantera municipal.

Parte de las postales fueron los agentes municipales que apostados en las distintas dependencias (Corralones, Tránsito) golpearon sus bombos y armaron las fogatas a fin de reclamar el aumento salarial.

Pero el conflicto no quedó sólo en la forma de la manifestación, sino que la relación se ha tensado aún más, luego del tinte político que tomó, según indicaron desde el Municipio.

Después que desde la comuna afirmaran que “estamos en una capital liberada para los delincuentes”, ayer, en las canteras que posee la comuna camino a Chimen Aike se hicieron presentes distintas fuerzas del orden público, entre ellas Policía Federal y Gendarmería a fin de controlar que la jornada transcurra con normalidad.

Por otro lado, luego de la conferencia de prensa del intendente Raúl Cantín, desde la Comisión Directiva del SOEM, junto al Cuerpo de Delegados, manifestaron su preocupación por “la falta total de conocimiento en materia de seguridad laboral, al tiempo que se solidarizaron con los trabajadores contratados, quienes fueron obligados a realizar la tarea de recolección de residuos sabiendo que muchos de ellos no cumplen con esa función”.

En este contexto, el secretario general del SOEM, Pedro Mansilla, expuso: “los prepotentes son ellos (en referencia a los integrantes del Ejecutivo Municipal), que vienen a querer intentar quebrar un justo reclamo, estamos a la espera de una convocatoria, pero atentos ante las declaraciones vertidas en conferencia de prensa por el intendente Raúl Cantín, se siguen avasallando derechos de los trabajadores, ya que muchos compañeros que salieron en ese supuesto plan de contingencia no están amparados con la cobertura de la Aseguradora de Riesgos del Trabajo, tampoco con la indumentaria adecuada, pudiendo sufrir heridas cortopunzantes por los residuos depositados, vamos a hacer responsables a las autoridades municipales de la seguridad e integridad física de los trabajadores municipales”, dijo el dirigente.

“Vinieron a querer quebrar nuestro reclamo justo, con prepotencia y haciendo gala de un poder impune, pero con un total desconocimiento de la labor de los trabajadores municipales, el intendente debe saber que con este tipo de medidas no se logra absolutamente nada, pedimos al Ejecutivo que reflexione, que mida las consecuencias, que gestione las soluciones necesarias para el conjunto, no es una actitud conciliadora”, expresó Mansilla.

Denuncias

Al ser consultado sobre las denuncias de las cuales el intendente explicó en la conferencia de prensa, el secretario general del SOEM criticó: “nosotros también vamos a tomar medidas, y nos hacemos cargo porque conocemos bien lo sucedido en el Vaciadero, ellos llegaron sin capacidad de diálogo, con prepotencia y actitudes provocativas, poca conciencia la de generar en estos momentos más conflictos fundados en una política clara de confrontación ante el reclamo de los trabajadores, vuelvo a reiterar que la integridad física del trabajador está por sobre todas las cosas”, cerró el dirigente sindical del SOEM.

Comentá la nota