Fita afirmó que Soto, Mariñanco y Llanes ya no representan la voluntad de la CGT

Fita afirmó que Soto, Mariñanco y Llanes ya no representan la voluntad de la CGT

Los rumores de ruptura de los referentes de la CGT que llegaron a las bancas deliberativas con la central obrera circulaban desde la inauguración de las sesiones ordinarias en la Legislatura provincial, aunque fue el propio titular de la Saúl Ubaldini, Gustavo Fita, quien lo transparentó ayer.

En torno a una reunión plenaria que se llevaba a cabo al cierre de esta edición, la CGT había publicado el miércoles en su cuenta de Facebook que “se suma al orden del día el tratamiento político definiendo lo que se adelantaba el mes anterior, que no tendrá ningún interlocutor en las decisiones políticas, solo se conversará con la conducción del movimiento político sindical que es la misma conducción de la CGT Saúl Ubaldini. De esta manera queda despojada cualquier duda sobre los rumores de que quienes conducen son el concejal Soto y el diputado Mariñanco, que sólo son compañeros que llegaron por el trabajo de la CGT y luego vieron mejor continuar con un proyecto personalista dejando atrás el sueño de nuestro conductor Juan Carlos Fita de tener compañeros en la filas políticas que respondieran a los trabajadores”.

Con tal escrito en las redes sociales, Gustavo Fita admitió ayer en RadioVisión que el tema era un planteo dentro de la CGT, y que ahora que se van acortando los tiempos políticos, el tema debía marcarse de modo expreso. “El movimiento político sindical junto a la CGT tiene una sola conducción, y no hay dos o tres cabezas dando vueltas”, enfatizó.

Haciendo énfasis en los nombres de los diputados provinciales Adolfo Mariñanco, María José Llanes y el concejal Mario Soto, Fita dijo que ninguno de ellos efectuó un planteo expreso dentro de la CGT “como corresponde”, pero que es evidente que toman determinaciones por ellos mismos. “Para nosotros deja claras muestras de que han elegido un proyecto personalista y no el proyecto colectivo de la CGT con 50 sindicatos”, sostuvo.

Expuso entonces que sobre la noche de ayer, en el plenario que se extendía al cierre de esta edición, sería uno de los temas a tratar, aunque descartó de plano posibilidad alguna de que se les pidan las bancas. “No somos quiénes para hacerlo, las bancas son del movimiento obrero, pero les toca a las personas ocuparlas. Son ellos quienes deben tomar su determinación y decir lo que tengan que decir, queremos dejar en claro que ellos no representan la voluntad de los compañeros de la mesa del movimiento político sindical”, sostuvo.

Fita recordó que la central es un movimiento orgánico en el que los “compañeros” se pueden equivocar, pero que siempre se hicieron las cosas de modo alineado y descartó que el alejamiento de los tres legisladores quite respaldos a la CGT, como podría ser el caso de integrantes de la juventud sindical u Obras Sanitarias. “En la juventud sindical no hay alejamientos, somos más de los que éramos al principio, y sobre Obras Sanitarias hay que preguntárselo a José Santiago, con quien trabajamos proyectos en conjunto y participó de la entrega de viviendas de la semana pasada. No solo no se han restado sindicatos sino que se han sumado compañeros que no estaban, alejamientos de la parte sindical no hay, lo que puede haber en un caso u otro es que algún compañero no esté de acuerdo, pero dentro de la mesa estamos cada vez más fuertes y cada vez somos mas, trabajando por y para cada uno de los trabajadores”, afirmó.

Coment� la nota