La flamante CGT espera un guiño de Cristina en la reunión del martes

La flamante CGT espera un guiño de Cristina en la reunión del martes
Primer encuentro tras la asunción de Caló como titular.
La presidenta Cristina Fernández recibirá el martes al consejo directivo de la CGT, ocasión en la que esa central hará entrega de la declaración del congreso nacional que se celebró en Obras Sanitarias, donde asumieron las autoridades encabezadas por el líder de la UOM, Antonio Caló.

Si bien varios referentes de la central ya daban por descontado que ese encuentro se realizaría la semana próxima, algunos son cautos a la hora de esperar anuncios sobre los temas de la agenda cegetista. La cuestión excluyente para los popes es la modificación del mínimo no imponible del Impuesto a las Ganancias. Será la segunda ocasión en la que la Presidenta recibe a la CGT que se forjó desde tres bloques de gremios unidos contra la reelección de Hugo Moyano. El 16 de julio, Cristina fue la anfitriona de los representantes que por aquel entonces buscaban oficializar una nueva central obrera. “Aspiro a una sola CGT, unida”, reseñó la mandataria ante la amplia mesa, ocasión en la que también objetó el mote de “antimoyanismo” con el cual se denominó a la resistencia al camionero.

Fuerza sindical. El documento “Declaración del congreso nacional de la CGTRA, poder gremial para el proyecto nacional, unidad, solidaridad y organización”, que aprobaron todas las organizaciones que integran la CGT, fue redactado por el dirigente de Sanidad Héctor Daer, tuvo algo de “edición” de los Independientes y fue considerada una expresión “superadora” y “abarcativa” del pensamiento de esa central.

Entre sus puntos más importantes reivindica la participación sindical en los organismos como la ANSES y el PAMI, la suba y universalización de las asignaciones familiares, la eliminación del Impuesto a las Ganancias en los sueldos y el incremento de las jubilaciones. Su texto también pondera el proceso de recuperación económica iniciado en 2003, bajo la presidencia de Néstor Kirchner.

Un tema áspero para el Gobierno como la inflación también forma parte del documento y establece la necesidad de activar un compromiso para luchar “contra los aumentos de precios injustificados, de manera muy especial con respecto a las mercancías de primera necesidad”. El mensaje no da lugar a segundas lecturas, se habla de alentar consumo interno, “preservando el poder de compra de los salarios”.

Desde el MASA destacaron que la declaración “tiene un perfil ligado estrechamente” al programa de acción que elaboró el Movimiento de Acción Sindical desde sus equipos técnicos y consta de veinticinco puntos. Promover la inversión social, mejorar las condiciones de prestaciones a los trabajadores y la lucha “constante” contra la pobreza, la precariedad laboral y los bajos salarios conforman esa tónica común a la declaración del congreso y en el programa del MASA. El capítulo sobre las herramientas para la “reivindicación” de la cultura del trabajo incluye la consideración para el segmento de quienes hoy no cuentan con un empleo. “Es un compromiso real”, destacó un dirigente de la CGT a la hora de analizar ambos textos.

Buscan sede para alquilar

El edificio que alguna vez fue la sede del diario Página 12 en la avenida Belgrano 650, u otro inmueble ubicado en Alsina y Jujuy son las opciones que maneja la CGT para fijar su sede. Una fuente del Consejo Directivo le recalcó a BAE que por estas horas no piensan confrontar en el plano inmobiliario con Hugo Moyano por el edificio de Azopardo. “La idea es fijar nuestra sede con la mayor rapidez, es fundamental contar con ella para desarrollar la actividad que nos propusimos”. El edificio cercano a SMATA, sobre la avenida Belgrano es “la mejor opción” para muchos dirigentes.

Comentá la nota