La flota costera pide ayuda para reducir el costo del gasoil

Armadores costeros pidieron que YPF les venda gasoil a precio mayorista, tal como sucede en otras actividades. Hasta ahora, esa posibilidad había sido negada por Repsol. Aseguran que la medida sería decisiva para reactivar a una flota paralizada por problemas financieros y los conflictos en el puerto.
La Asociación de Embarcaciones de Pesca Costera inició gestiones ante el ministro de Planificación Federal de la Nación, Julio De Vido, para que en su carácter de interventor de la Yacimientos Petrolíferos Fiscales, otorgue la posibilidad de que la flota nucleada en la institución acceda a la compra combustible de manera directa, a un valor mayorista que le permita reducir sus crecientes costos operativos. El pedido, en el cual se viene trabajando desde hace algún tiempo con otros funcionarios nacionales y locales, fue formalizado a través de una nota enviada en las últimas horas por el presidente y el gerente de la entidad, José Ficchera y Mariano Retrivi. En ella, la institución le planteó a De Vido su necesidad de reducir los costos operativos, especialmente en un momento en el que la flota se encuentra paralizada a causa de los sucesivos conflictos que se vivieron en el puerto en los últimos meses y que profundizaron las pérdidas económicas en toda la industria.

No obstante, más allá de la delicada coyuntura en la que se encuentran los armadores por estos días, lo cierto es que los propietarios de embarcaciones costeras vienen reclamando desde hace tiempo la posibilidad de asegurarse la compra de combustible a un valor menor del que están pagando hasta ahora, con la intermediación de empresas distribuidoras.

De hecho, en la nota enviada a De Vido, la Asociación planteó que este es un reclamo que viene siendo realizado de manera reiterada "desde hace años" sin que se haya obtenido aún una respuesta favorable.

Según explicó la entidad, actualmente los armadores deben pagar $6,68 el litro de gasoil, una cifra mucho mayor que la que abonan hasta los particulares en cualquier estación de servicio, e incluso, quienes tienen la posibilidad de adquirir a un precio mayorista, que actualmente, es de $3,38 más impuestos. "Desde hace años esta flota necesita poder comprar combustible de manera directa a YPF, sin embargo esa posibilidad se nos ha negado sistemáticamente", planteó la Asociación, explicando que mientras la compañía estuvo en manos de Repsol la flota fue obligada a adquirir gasoil a través de dos únicos distribuidores a un "costo abusivo". Asimismo la institución describió las fuertes pérdidas económicas sufridas en los últimos meses por el sector, indicando que más allá de que los conflictos que mantienen paralizado al puerto sean superados, a la flota le resultará muy difícil reanudar sus actividades por sus imposibilidad de afrontar y financiar los gastos vinculados a la operatoria de las embarcaciones. "La única manera de revitalizar a esta industria es bajando el costo del combustible, sin subsidios, sino tan solo teniendo la posibilidad de comprarle a YPF", plantearon las autoridades de la entidad.

Comentá la nota