Hay mar de fondo con los guardavidas

Hay mar de fondo con los guardavidas

En reclamo del inicio de las negociaciones paritarias y para denunciar irregularidades laborales, la Asociación de Guardavidas realizará este sábado una huelga que afectará las playas de Pinamar, Cariló, Valeria del Mar y Ostende, entre otras.

Los 22 kilómetros de playa del partido de Pinamar no tendrán guardavidas este sábado. La asociación gremial que los agrupa anunció un paro de 24 horas en reclamo de la apertura de las negociaciones paritarias y para denunciar una serie de situaciones de fraude laboral. Se trata del segundo paro de la temporada, ya que en diciembre habían hecho otra huelga. La protesta no es la única de la costa: hay mar revuelto también en Mar del Plata, Miramar, Villa Gesell y Viedma.

“Nosotros tenemos dos tipos de empleadores: el municipio y una cámara de empresarios. En los dos casos, el inicio de la paritaria está demorado. La negativa a comenzar a negociar es el tema central del paro, pero también estamos advirtiendo sobre haberes adeudados y el incumplimiento de normas para la actividad”, señaló el titular de la Asociación de Guardavidas de Pinamar, Fernando Espinach.

El gremio representa a unos doscientos cincuenta guardavidas de Cariló, Valeria del Mar, Ostende, Mar de Ostende y Montecarlo, además de Pinamar. Con la intendencia llevan tres meses de espera y varias audiencias en el Ministerio de Trabajo para que se abran las paritarias, mientras que con el sector privado el atraso es mayor, ya que en el acuerdo para la temporada 2013-2014 se estableció que en abril pasado debían reunirse para acordar un convenio colectivo de trabajo y comenzar la discusión paritaria de esta temporada.

El secretario general de la Asociación de Guardavidas agregó en este sentido que están ya en una temporada de plena ocupación, “con números record de presencia de turismo en la playa, con alto consumo”, pero los trabajadores continúan con un sueldo que está atrasado, ya que corresponde a la temporada 2013/14 y que no cubre los altos costos de vivir en Pinamar.

Aunque tiene dos décadas de historia, el sindicato –de espíritu asambleario y con cargos ad honorem– logró la personería gremial hace apenas tres años, después de ir a una compulsa sobre la cantidad de afiliados contra ATE, UPCN, Utedyc y Sugara. “La organización comenzó en los ’90, con una impronta más profesionalista, y después de la crisis del 2001/2 se comenzó a gestar una cosa de neto corte gremial”, cuenta desde la asociación Fernando Bralo.

En el 2001, en crisis con el sindicato que por entonces tenía la personería, los guardavidas se desafiliaron masivamente y armaron una asociación propia. Al año siguiente comenzaron con el trámite de reconocimiento ante el Ministerio de Trabajo y en el 2005 consiguieron la inscripción simple. Siete años más tarde, en 2012, lograron compulsar la cantidad de afiliados y ganar la personería gremial, que habilita al sindicato más representativo a negociar en las paritarias.

Van cuatro temporadas con movilizaciones. Para la Asociación, es un tiempo de conquista de derechos: han logrado una serie de reformas que incluyeron un sistema de ingreso por concurso público. E impulsan, en el Congreso Nacional y en el bonaerense, una nueva ley para regular la actividad.

Uno de sus ejes es la municipalización del servicio, una medida que es reclamada por los guardavidas de toda la costa. “El trabajo que hacen los guardavidas es un servicio público, un híbrido entre salud y seguridad, y por tanto es una función natural e indelegable del Estado. Pero en los años neoliberales se fue privatizando de diversas formas”, explicó Espinach.

El caso más resonante fue el de Mar del Plata, que privatizó un tercio del sistema de guardavidas. “La municipalización no es solamente una cuestión de reclamo de derechos no resueltos, sino que es un mejor sistema como política pública”, apunta el dirigente. “Los guardavidas tienen que funcionar como un cuerpo. Es un trabajo que debe ser coordinado, en equipo y con estrategias comunes.”

Comentá la nota