Sin foto con presidenciables, Moyano y Barrionuevo dudan de lanzar hoy plan de lucha

Massa, Scioli y De la Sota se bajaron del encuentro en Mar del Plata, que quedó reducido a una reunión sindical. Diferencias sobre la posibilidad de convocar a un paro
Hugo Moyano y Luis Barrionuevo deberán conformarse por ahora con fortalecer la construcción de un entendimiento entre las distintas corrientes del sindicalismo opositor. La ausencia de Daniel Scioli, Sergio Massa y José Manuel de la Sota, además del desplante de la dirigencia de los gremios más cercanos al Gobierno, de la mega-cumbre que imaginaban concretar hoy en Mar del Plata trastocó su euforia inicial por articular un espacio político-sindical de claro perfil anti-k y redujo la convocatoria a un mero encuentro gremial.

El desencanto generó incluso cortocircuitos internos que hasta pusieron en duda la propia participación de Moyano en la reunión, la que recién anoche quedó confirmada. La bronca del camionero estalló el sábado después de conocer la foto que Barrionuevo logró con Massa y Scioli en el marco de la inauguración del nuevo casino del hotel del gremio gastronómico en Mar del Plata.

Dentro del moyanismo se hizo palpable la sensación de que mientras Barrionuevo conseguía su objetivo, las aspiraciones del jefe de la CGT Azopardo se diluían a medida que los presidenciables del PJ se bajaban del encuentro. Para colmo la convocatoria tampoco tuvo éxito entre los sindicatos que responden a la CGT oficial, de Antonio Caló, pese a su creciente preocupación por la aceleración de la inflación y la invitación del camionero a comenzar a discutir el proceso de reunificación de la central obrera.

Las declaraciones de ayer de Moyano transmitieron su malestar al punto de achacar directamente a Barrionuevo por la desdibujada reunión de hoy. “Yo no sabía si iban a ir porque el anfitrión es Barrionuevo. Lo hacemos en el gremio de él”, remarcó el camionero. No obstante, buscó minimizar las ausencias de políticos y sindicalistas al advertir que “el eje de la discusión es la unidad del movimiento obrero y las demandas de los trabajadores”.

En esa línea, el camionero no descartó la posibilidad de que en el marco de la reunión de hoy se defina un plan de lucha contra el Gobierno en reclamo de aumentos salariales y otras demandas del sector. Esa cuestión era el punto central de las negociaciones que mantuvieron durante todo el fin de semana referentes del moyanismo y colaboradores de Barrionuevo para delinear los ejes del documento que difundirán como cierre del encuentro.

Hasta anoche las diferencias no estaban del todo zanjadas: cerca del camionero persistían las dudas sobre la conveniencia de apurar medidas de fuerza. “Es necesario advertir que ante cualquier avance contra los trabajadores vamos a estar en la calle. Pero de ahí a ponerle fecha ya a un paro no es algo resuelto”, indicó a este diario un operador moyanista.

En parte esas dudas se relacionan con el desafío del camionero de intentar acercar posiciones con algunos dirigentes que revisten en la CGT de Caló. Hasta ahora solo logró sumar a los referentes de dos importantes gremios del transporte, Omar Maturano de La Fraternidad y Roberto Fernández de la UTA, que desde hace tiempo mantienen una crítica relación con el Gobierno.

En tanto, y a pesar de que se había anunciado la semana pasada, anoche se confirmó que el petrolero Alberto Roberti, quien integra la central oficial y forma parte de la corriente sindical que responde a Massa, tampoco participará de la cumbre del sindicalismo opositor.

Comentá la nota