Fracasó paritaria y hay paro

Fracasó paritaria y hay paro
Festram ratificó el paro municipal de 48 horas para hoy y mañana, al rechazar la segunda propuesta salarial de intendentes y jefes comunales, que incrementó la anterior en apenas un punto -del 26 al 27 por ciento- a pagar en dos cuotas, en siete meses.

La paritaria municipal cumplió un mes de negociaciones sin acuerdos. Festram rechazó ayer una segunda propuesta salarial que incrementó la anterior en apenas un punto -del 26 al 27 por ciento- a pagar en dos cuotas, en siete meses y ratificó el paro de 48 horas para hoy y mañana. Los intendentes pidieron entonces al Ministerio de Trabajo de la provincia para que dicte la conciliación obligatoria en las próximas horas, lo que fue interpretado por los dirigentes municipales como una amenaza que escalará el conflicto. "La intención es que levantemos el paro de 48 horas que ya fue ratificado", señaló un dirigente. El líder de Festram, Claudio Leoni, convocó a otro plenario de secretarios generales, el viernes, a las 10, para resolver "la estrategia a seguir", por lo que no descartó nuevas medidas de fuerza.

Antes del plan de lucha, los intendentes habían ofrecido un aumento del 26 por ciento en dos cuotas (16 por ciento en marzo y 10 por ciento en julio), más una suma fija de 1.000 pesos a pagar con el sueldo de febrero. La propuesta fue rechazada por Festram que reclama desde el principio una mejora del 33 por ciento a cobrar en los primeros días de marzo y la garantía de un aumento mínimo de 1.750 pesos.

Ayer, los intendentes propusieron elevar la oferta al 27 por ciento, también en dos tramos (17 por ciento en marzo y 10 en julio) y garantizar un piso del 30 por ciento sobre el salario mínimo. Ya no estaban los 1.000 pesos.

"Es insuficiente", dijo el secretario general de los trabajadores municipales de Santa Fe (Asoem), Juan Medina. "Es peor que la anterior", la calificó su colega del Sindicato Municipal de Rosario y adjunto de Festram, Antonio Ratner. Mientras que Leoni explicó que el ofrecimiento "implica fragmentar los porcentajes en las distintas categorías" y está lejos "de las demandas planteadas por los trabajadores", por lo que ratificó el reclamo del "33 por ciento y un aumento mínimo garantizado de 1750 pesos".

Antes de la reunión, el secretario de Regiones, Municipios y Comunas, Horacio Ghiarardi, se había declarado "optimista" por el resultado de las negociaciones porque "los intendentes van a mejorar la propuesta", dijo. Pero la mejora resultó de un punto sobre la anterior, del 26 al 27 por ciento. Incluso, el piso del 30 por ciento para el salario mínimo significa "un aumento de 980 a 1.000 pesos que es claramente insuficiente", explicó Medina.

Ante el desacuerdo en la mesa paritaria, Festram ratificó el paro de hoy y mañana. "La medida de fuerza será sin concurrencia a los lugares de trabajo, pero manteniendo las guardias mínimas en hospitales y servicios de emergencias", informó.

Los intendentes acordaron entonces recurrir al ministro de Trabajo, Julio Genesini, para que dicte la conciliación obligatoria, "evitar medidas de fuerza y garantizar el ámbito de discusión de la paritaria sin interferencias en el diálogo", expresaron.

Los gremialistas advirtieron que esa medida podría complicar las cosas. "Frente al pedido de los intendentes de trasladar la negociación al Ministerio de Trabajo, Festram rechaza esa instancia y ratifica como ámbito de discusión lo establecido por la ley de paritarias 9.996", señaló Leoni. Y convocó a un plenario de secretarios generales "para analizar lo acontecido en la paritaria y resolver la estrategia a seguir por el conjunto de los gremios municipales de la provincia". La reunión se realizará el viernes, a las 10.

Los gremialistas mostraron su desazón por el resultado de la paritaria. "Estoy amargado", se declaró Ratner. "Las novedades no son buenas para los trabajadores", sostuvo el secretario general de Asoem, Juan Medina. "La semana pasada, nos ofrecieron un aumento del 26 por ciento y ahora es del 27 por ciento, en dos cuotas, la última en julio. Y la garantía del 30 por ciento para el salario mínimo significa 980 a 1.000 pesos. Eso está muy lejos de la pretensión de los trabajadores. Nada que ver con lo que planteamos", afirmó.

"Los intendentes quieren llevarnos a un ámbito de discusión diferente, que es el Ministerio de Trabajo. Nosotros rechazamos esa perspectiva porque creemos que la mesa paritaria es el mejor lugar para discutir con los trabajadores. La intención es que levantemos el paro de 48 horas que ya fue ratificado. La medida de fuerza sólo se puede levantar si el plenario de secretarios generales lo define. Nosotros (los delegados paritarios), si no llegamos a un nivel aproximado a lo que pide Festram no teníamos la facultad de levantar la medida de fuerza", agregó Medina.

Comentá la nota