Fracasó el paro convocado por un sector de Luz y Fuerza por falta de consenso

Fracasó el paro convocado por un sector de Luz y Fuerza por falta de consenso

La medida de fuerza había sido inscripta el viernes, pero la mayoría de los trabajadores prefiere continuar con sus labores hasta que se definan las nuevas autoridades sindicales en las elecciones que serán el 8 de agosto.

Por falta de consenso y respaldo fracasó la convocatoria al paro en la Dirección Provincial de Energía (DPEC) convocado por la conducción, con mandatos vencidos, del Sindicato de Luz y Fuerza, confirmaron ayer a La República.

El sindicato debe renovar autoridades el 8 de agosto y los mandatos actuales vencieron el 24 de junio y esa conducción actual no pudo prorrogar dichos mandatos, y en consecuencia, los trabajadores están sin representación sindical.

Nancy Echavarría, delegada de la planta Maipú de la DPEC, indicó que “al mediodía (por ayer) nos enteramos de que se levantó la medida por falta de consenso”.

“Como los trabajadores están sin respaldo sindical, la mayoría no quiso plegarse a la medida ya que puede haber sanciones y ser declarados en rebeldía”, dijo Echavarría.

La huelga había sido inscripta la semana pasada y para mañana estaba prevista una jornada de paro y movilización que, finalmente, fue levantada.

Por otra parte, y, en declaraciones a Radio Dos, Echavarría indicó que “el panorama es muy complicado y complejo, porque no estamos de acuerdo con estas medidas de fuerza. Esta conducción ya cumplió los plazos y no podemos acatar una medida si no son representativos. Hoy son parte de una lista más, nos hemos puesto de acuerdo con los demás compañeros de que no vamos a tomar ninguna medida de fuerza hasta después del día 8 de agosto”, explicó.

“Ese sector, relacionado con la conducción pasada de Luz y Fuerza, sigue de paro y compromete a compañeros porque son personal de planta y corre riesgo su situación laboral. Nosotros resguardamos eso pero ellos no piensan en esto”, dijo la trabajadora.

Echavarría denunció que “Antenor Martínez y otros directivos que ya cumplieron sus mandatos viajaron a Buenos Aires a pedir a la Federación una prórroga para que puedan seguir. La Federación y el Ministerio de Trabajo ya se han negado una vez, dado que ya cumplieron su ciclo en la conducción”, dijo.

“Nos tienen como rehenes al igual que a los usuarios”, sostuvo Echavarría.

“No se puede jugar con la dignidad de la gente ni del usuario que va para pagar su factura; y los compañeros deben salir a trabajar, quieren abrir las cajas, no puede ser que pidan al interventor que mande custodia policial porque no los dejan trabajar, no podemos llegar a este punto por querer defender una lista”, remarcó.

“Si en cuatro años no pudieron hacer nada, no consiguieron el pase a planta, ni aumento, solo $ 2.000 no remunerativos que no hace a lo que pedimos, no pueden forzar una situación de esta manera”, reiteró.

Comentá la nota