Fractura y denuncias en el gremio de Camioneros de Mar del Plata

Fractura y denuncias en el gremio de Camioneros de Mar del Plata
El protesorero denuncia que existen irregularidades con el manejo del dinero.
Hugo Moyano, el gremialista más poderoso del país, mandamás de la CGT, presidente del PJ de Buenos Aires, empresario, enfrenta una rebelión en el lugar menos pensado , el sindicato de Camioneros de Mar del Plata, la ciudad donde nació, el gremio en el que se formó, y en el que su hermana, Irma Eva Moyano, es secretaria adjunta. Desde el año pasado un grupo de delegados decidió enfrentar su conducción. Los nuclea nada más ni nada menos que el protesorero de Camioneros Mar del Plata, Ramón “Toto” Lorenzo, el hombre que manejó plata importante en el sindicato, y que ahora es una especie de “arrepentido”: denuncia que en el gremio del jefe de la CGT se cometen irregularidades administrativas, financieras, aprietes pesados y persecuciones laborales a los dirigentes no afines . Nunca antes un dirigente de confianza de Moyano había contado cómo funciona Camioneros por dentro.

“Toto” Lorenzo es protesorero de la seccional Mar del Plata del sindicato de choferes de Camiones desde hace dos años. Dice que lo convocó el actual secretario general del gremio, Héctor Martínez. Asegura que desde su puesto duplicó la cantidad de afiliados marplatenses (eran dos mil y hoy ya son más de cuatro mil), que sumó nuevos delegados, que trabajó lealmente para los Moyano pero que inició una serie de reclamos que cayeron mal a la conducción. Lo hizo acompañado del secretario gremial, Juan Carlos Robles: “Los compañeros empezaron a pedir que funcione mejor la obra social porque su servicio es muy deficiente, y además querían usar el camping y no podían: el quincho sólo lo usa Moyano para actos políticos . Yo encabecé esos reclamos y me empezaron a sacar del medio”, se queja Lorenzo. Y cuenta que todo terminó cuando Eva Moyano le pidió ayuda para “voltear” a Martínez, el líder del sindicato en Mar del Plata. Él se negó. Ya no pudo entrar más a su oficina: “Una noche la rompieron toda y le cambiaron la cerradura”. El enfrentamiento con la cúpula marplatense de Camioneros no tuvo retorno: “Moyano te usa, te hace afiliar gente, y cuando uno quiere subir en el gremio, te baja.

Para quedarte tenés que arrodillarte ante él.

En Mar del Plata puso a su hermana, pero ella nunca fue camionera”.

Lorenzo, empleado de una empresa de transporte y logística, no es un dirigente más de Camioneros. Es protesorero y fiscal de la mutual marplatense hasta septimebre del 2011. Gracias a esos puestos conoció la mecánica interna del gremio. En diciembre pasado su enfrentamiento con sus ex jefes políticos alcanzó uno de los puntos más virulentos. Lorenzo y el secretario gremial Robles detectaron que la mutual había convocado para el 10 de diciembre una asamblea general para ratificar “la aprobación de la Memoria, Balance General, Cuentas de Gastos y Recursos e informe del Órgano de Fiscalización” de “los años 1998, 1999, 2000, 2001, 2002, 2003, 2004, 2005, 2006, 2007, 2008, 2009, 2010”. Es decir, la mutual buscó los balances de trece años de gestión en su solo día: son varios millones de pesos . Lorenzo y Robles denuncian que esa maniobra fue realizada para esconder irregularidades financieras, gastos sin control: “ La mutal es una caja ”, dice Lorenzo, y detalla: “Me consta que la mutual recauda mucha plata a través de bonos contribución que se le cobran a los afiliados y otro que se le cobra a las empresas de Mar del Plata”.

La denuncia que hace no es solo verbal. Junto a Robles, presentaron una carta documento alertando sobre esta cuestión al Instituto Nacional de Cooperativismo y Economía Social (INAES), el organismo que debe legislar y controlar a las mutuales de los sindicatos, y también hicieron llegar otro escrito a la Dirección Provincial de Personas Jurícias (DPPJ). Lorenzo y Robles dicen que es imposible que el 10 de diciembre la asamblea general de la mutual de Camioneros Mar del Plata haya podido cerrar de manera correcta los balances de trece años de gestión. “¿Quién se acuerda de esos gastos? Los camioneros de hoy iban entonces a la primaria”, escribió el periodista José Luis Jacobo, el primero que informó sobre esta cuestión en el semanario marplatense “Noticias&Protagonistas”.

En las denuncias presentadas ante el INAES y la DPPJ, Lorenzo y Robles aseguran que la plata recaudada por la mutual a través de los bonos contribución (el que se le cobra a las empresas es de 1.000 pesos), “no se declara en su totalidad”.

El presidente de la mutual marplatense de Camioneros es Héctor Martínez. La secretaria, Eva Moyano.

Clarín se comunicó ayer con ella para conocer su opinión sobre las denuncias de Lorenzo: atendió el teléfono pero cortó de inmediato y ya no respondió más.

Perfil

Ramón “Toto” Lorenzo

Edad: 44 años.

cargo: Pro Tesorero del sindicato de Camioneros Mar del Plata

Ramón “Toto” Lorenzo llegó a la Pro Tesorería de Camioneros Mar del Plata hace dos años. Es peón especializado de la empresa de transporte del Expreso Sud Atlántico. Se distanció de la conducción del sindicato hace alrededor de un año, y la denunció por irregularidades administrativas y financieras. Formó una agrupación propia llamada “13 de diciembre” con la que se va a presentar en elecciones en la sede marplatense de Camioneros. Hace pocos días se reunió con Eduardo Duhalde y dice que tiene su apoyo para intentar ganar el gremio camionero en la ciudad en la que nació su líder, Moyano

Comentá la nota