Fractura y peleas en el antimoyanismo

"Los Gordos" acusan de personalismo al estatal Andrés Rodríguez, que estuvo en la Casa Rosada
Lejos de unirse ante la embestida de Hugo Moyano en contra del Gobierno, el grupo de gremios que impulsa la salida del camionero de la CGT sufrió divisiones y cortocircuitos internos.

El escándalo se desató cuando se conoció que el estatal Andrés Rodríguez había recorrido anteayer los pasillos de la Casa Rosada para diseñar la réplica oficial en contra de Moyano. Pero el problema se agudizó cuando el líder de UPCN les escatimó información sobre su encuentro con los funcionarios kirchneristas al resto de sus colegas del antimoyanismo.

Desde el sector de "los Gordos" (representantes de los grandes gremios) reprocharon la actitud de Rodríguez. "No informó nada y se cortó solo. Siempre hace lo mismo", se quejó un dirigente.

Rodríguez tampoco le informó a Antonio Caló, que sería el candidato de la disidencia en caso de una definición con Moyano a través de las urnas.

Ya habían surgido cortocircuitos entre "los Gordos" y Rodríguez, que pertenece al bastión independiente, porque algunos gremios no habían firmado el documento para impugnar el llamado a elecciones que hizo Moyano en la CGT.

Solamente cuatro sindicatos pidieron la anulación del comicio cegetista ante el Gobierno. Todos fueron de "los Gordos". Los gremialistas se reunirán el martes próximo con el ministro de Trabajo, Carlos Tomada.

Los reclamos que Moyano hizo públicos también pusieron en un brete a los opositores. Algunos dirigentes ya bajaron el mensaje a las bases diciendo que también adhieren al pedido de la eliminación del impuesto a las ganancias y de la universalización de las asignaciones universales.

Comentá la nota