San Francisco bajó un cambio y ahora garantiza el servicio

San Francisco bajó un cambio y ahora garantiza el servicio

Pese a que el presidente de la firma de transporte urbano amenazó con “cerrar” la empresa el viernes por demoras en la liquidación de subsidios nacionales y la amenaza de paro de sus choferes que sufrieron descuentos tras medidas de fuerza, dejó en stand by la decisión. El miércoles 25 de marzo será el día clave, ya que las partes intentarán llegar a un acuerdo. Igual, el municipio dijo estar preparado para absorber San Francisco si decide dejar la concesión que ostenta.

Ayer se realizó la reunión entre los propietarios de la empresa San Francisco, el gremio UTA y autoridades municipales, con el fin de solucionar el conflicto entre las partes. Finalmente se suspendió la medida de fuerza prevista para hoy y se pasó a un cuarto intermedio para el miércoles. Sin embargo, la prestataria del servicio podría abandonar la provincia.

Del encuentro participaron Juan Igualada, uno de los propietarios de San Francisco, delegados de la Unión de Tranviarios Automotor (UTA), choferes, el secretario de Servicios Públicos de la Municipalidad, Carlos Machicote y el subsecretario de Transporte, Diego Minué.

Pese a las declaraciones del propio Igualada, quien había manifestado que “este viernes nos vamos”, en diálogo con la prensa el secretario Machicote comunicó que “la empresa firmó una prórroga del servicio hasta la semana que viene” para garantizar su presencia en la reunión del miércoles. Sin embargo, el funcionario comunal reconoció que las autoridades de San Francisco manifestaron que “no pueden sostener más la situación económica”.

En este sentido, Machicote argumentó que el motivo del conflicto entre la empresa y los choferes, “es debido a que la Provincia no libera los fondos a tiempo. Nación deposita los subsidios los primeros días de cada mes, pero el Estado provincial los libera recién el 14 ó 15. Esto complica a San Francisco para que pueda pagarle a sus empleados”.

“Nosotros hablamos y les expresamos nuestra preocupación a la Secretaría de Transporte de la Provincia (organismo que maneja los fondos del subsidio), pero sigue pasando lo mismo”, manifestó Machicote y dijo que “acá no está fallando ni la empresa, ni la municipalidad, sino la Provincia”.

Por otra parte, consultado sobre qué sucedería con el servicio de transporte urbano en caso de que San Francisco finalmente decidiera marcharse de la ciudad, el secretario informó que “hay un contrato en el que están consideradas todas estas cuestiones” y dejó entrever que la Municipalidad podría hacerse cargo del servicio íntegramente, aunque señaló que “lo más sano es que la empresa se quede y que todos hagamos un esfuerzo para que este servicio que es excelente continúe en la ciudad”.

Cabe recordar que en comunicación con varios medios capitalinos, Igualada había manifestado su intención de “irse” de La Rioja debido a los conflictos y las pérdidas económicos, al tiempo que no reconoció la deuda con los choferes y criticó duramente al gremio UTA.

“No reconozco nada. Se les ha hecho un pequeño descuento a un grupo de empleados que no se presentaron a trabajar, que hicieron paro. UTA es un grupo que vive del conflicto”.

Comentá la nota