El Frente Gremial Docente también espera el resultado de las paritarias nacionales

“Esto es en el marco de la coherencia. Vamos a esperar que se resuelvan en Buenos Aires las paritarias, calculamos que va a ser en estos días, y en función de eso vendremos acá a San Luis, donde ya tenemos algunos contactos extraoficiales, para ponernos de acuerdo en que nivel de disposición vamos a estar..
La paritaria establece un criterio de discusión, pero lo primero es lo primero, el tema salarial”, dijo Carlos Rojas, secretario general de UTEP, en una conferencia de prensa que convocó el Frente Gremial Docente ayer a la mañana.

De esta manera, el Frente se pone en sintonía con lo que se viene manifestando desde el Ministerio de Educación con respecto a esperar la resolución de las paritarias nacionales. Al respecto, Rojas calcula que el sueldo mínimo terminará siendo “un tire y afloje” entre los $2.700 que ofrece el Gobierno nacional y los $3.000 que pretenden los gremios docentes.

A su vez, cabe recordar que el salario mínimo en la provincia de San Luis es de $2.628. Suponiendo que a nivel nacional se acepte el mínimo de $2.700 que propone el Gobierno, las gremios locales, si se guían por las paritarias, no van a tener mucho que negociar en ese aspecto y tendrán que centrarse sus reclamos en ítems como el pago del doble cargo y una suba del básico, ya que el de San Luis es uno de los más bajos del país. “Actuamos como frente gremial y tenemos un mismo reclamo. Hay muchos temas que corregir del salario, el básico, las cifras no remunerativas, el tema del pago por cargo y horas cátedras”, comentó Juan Accornero, secretario general de Sadop.

“En lo privado hay una deuda muy grande, tanto de los empleadores como del Estado nacional. Como trabajadores privados anhelamos tener el convenio colectivo de trabajo, algo fundamental. Todos sabemos la situación de las obras sociales”, añadió el secretario, quien luego precisó que a OSDOP, la obra social de SADOP, el Estado le debe más de 140 millones de pesos, “lo que se traduce en cortes de servicio o restricciones”.

“Esto ocurre por el desmanejo del Estado Nacional. Si tenemos todo en orden, ¿por qué retiene los fondos de los trabajadores, negándoles el derecho a la salud? Es imposible sostener los valores pretendidos”, añadió Accornero, cada vez más crítico con el Gobierno nacional que el año pasado quiso representar en San Luis.

Volviendo al tema del aumento de sueldo, el cual seguramente traerá aparejado una suba de las cuotas de las escuelas privadas, el gremialista opinó que “hay que fijar una cuota subvención”. “Esto está regulado en casi todo el país. No hay que dejar liberado este tema del aumento de las cuotas. Tiene que haber un control muy fuerte del Estado y no se debe facilitar el negocio de nadie”, concluyó Accornero.

Comentá la nota