El Frente de Gremios Docentes insiste con que el incremento logrado asciende al 34%

Sindicalistas fustigan al Gobierno por haber establecido unilateralmente el calendario escolar

El frente de gremios docentes, integrado por la Asociación Tucumana de Educadores Provinciales (ATEP), la Asociación del Magisterio y Enseñanza Técnica (AMET) y la Asociación de Profesores de la Enseñanza Media (APEM), insistió en que el salario básico de los maestros provinciales tiene un incremento del 34% y no de un 20% como lo sostiene el Gobierno.

Durante la semana, los dirigentes David Toledo (ATEP), Ricardo Manavella (AMET) e Isabel Ruiz (APEM) ratificaron que el acuerdo salarial que firmaron con el Poder Ejecutivo está por encima de la media nacional.

En la negociación de la paritaria nacional, los docentes pidieron elevar el salario inicial de $ 2.400 a $ 3.100, mientras que la oferta del Estado había alcanzado los $ 2.800, monto que los maestros rechazaban. "Nuestra provincia ha conseguido $ 3.100 de salario mínimo para marzo y $ 3.350 a partir del 1 de septiembre. Esto es superior a lo que establece la Nación", aseveraron.

"Lamentablemente nosotros hemos sufrido las consecuencias, porque este diario ha difundido una información incorrecta que nos ha creado inconvenientes y una situación de confusión entre los compañeros. Nuestro acuerdo salarial fue de un 34%. Con el sueldo de marzo los docentes verán las ventajas del acuerdo, y esto no es mentira", afirmó Toledo. Cabe aclarar que, desde el Gobierno, se insiste con que la suba es del 20% y que, además, a los docentes se les reconocieron otros ítems que pasaron al básico del sector.

El frente gremial había resuelto aceptar la última oferta de incremento salarial del Gobierno: el sueldo básico de los educadores pasará de $ 1.330 a $ 1.790, de manera escalonada. El convenio establece una suba salarial al sueldo básico de $ 270 en marzo, de $ 70 en julio y de $ 90 en septiembre. "El día que los compañeros cobren y vean la boleta de sueldo vergüenza les va a dar. Van a tener que tragarse sus palabras. Con esto, realmente demuestran que no saben ni siquiera calcular el sueldo porque critican y agravian sin siquiera analizar la boleta. Reaccionan así porque no se sientan en la mesa a negociar", espetó Isabel Ruiz ante los cuestionamientos de los sectores disidentes.

Por otro lado, informaron que el martes se pagaría el incentivo docente correspondiente a febrero. Ese ítem salarial debió abonarse esta semana, pero la Nación no envió los fondos que regularmente se envían debido a un problema administrativo, explicaron sus dirigentes. Además solicitan que el Ejecutivo actualice los montos de las asignaciones familiares, congeladas desde octubre pasado. Cabe señalar que la presidenta de la Nación, Cristina Fernández, fijó en $ 270 el beneficio para que cada trabajador percibe por hijo.

Por último, resolvieron reclamarle la ministra de Educación, Silvia Rojkés de Temkin, haber decidido de manera unilateral el calendario escolar de este año y del próximo 48 horas después de haber firmado el acuerdo salarial. "La ministra sacó el calendario escolar, donde nos llama a trabajar hasta el 21 de diciembre. Además establece que el año que viene, la actividad se inicie el 1 de febrero. Rechazamos categóricamente la extensión de la actividad escolar. Queremos que el cierre sea el 7 de diciembre y que el inicio de las actividades escolares comiencen el 12 de febrero", aseveraron.

En este sentido, los dirigentes recordaron las declaraciones del gobernador, José Alperovich, en octubre último, cuando reconoció que esta medida es de difícil aplicación en la provincia, ya que no se pueden tener tantos días de clase a causa del calor. "En diciembre es muy complicado dar clases. La idea es buena, pero va a ser de imposible cumplimiento", había argumentado Alperovich.

Comentá la nota