El Frente Intersindical entregó un petitorio al Gobierno y se prepara para una movilización

El Frente Intersindical entregó un petitorio al Gobierno y se prepara para una movilización
La flamante organización de gremios opositores al gobierno, elevó al PE una serie de reclamos con el fin de obtener beneficios para la masa trabajadora de la provincia. El Frente solicitó una audiencia con Alperovich, al tiempo de exhortarlo a recomponer el diálogo con los sectores que no comulgan con su gestión.
Desde las diversas agrupaciones que conforman el flamante Frente Intersindical Tucumán (FIT), considerado como un espacio crítico a las políticas implementadas por el Gobierno Nacional y Provincial, elevaron ayer un petitorio el Primer mandatario, José Alperovich, en el que plantearon una serie de reivindicaciones laborales, sociales y salariales, que, según advirtieron, no están siendo tenidas en cuenta por la gestión gubernamental.

Por ello se requirió, frente a la "critica" situación que atraviesa la masa trabajadora y la ciudadanía en general de la Provincia, una audiencia a la mayor brevedad posible con el Gobernador a fin de dar tratamiento a las preocupaciones planteadas.

Asimismo, desde el FIT indicaron que se "repudia y rechaza la conducta continua y reiterada del Ejecutivo Provincial y de las autoridades que lo integran de pretender descalificar la legitimidad y justicia de los reclamos salariales que los trabajadores de la Provincia, tanto del sector público como del privado, a la fecha demandamos", remarcaron en la nota rubricada, entre otros, por Pedro Mamaní (CGT Balcarce), Jesús Pellasio (CGT Buenos Aires) y Salvador Agliano (CTA disidente).

En sus manifestaciones contrarias a la actitud asumida por el alperovismo, las organizaciones sindicales insistieron en que "el manifiesto autoritarismo del Ejecutivo Provincial demuestra el desprecio a los principios que deben imperar en un sistema democrático, al agraviarse constantemente al Frente Intersindical Tucumano desconociendo, de esta forma, a los genuinos representantes de los trabajadores de la Provincia, lo que sólo lleva al quiebre de la paz social".

Entre los aspectos que demandan una respuesta por parte del Ejecutivo local, a entender de los gremios, se resaltó primeramente la necesidad de implementar medidas anti-inflacionarias.

A su vez, se requirió que la provincia impulse, por medio de sus representantes en el orden nacional, la inmediata eliminación del impuesto a las Ganancias sobre los sueldos, como así también la derogación de la Ley Antiterrorista. Paralelamente, uno de los pedidos esgrimidos estuvo orientado a lograr un aumento salarial de emergencia, fijado en un salario Mínimo Vital y Móvil de 5.000 pesos.

Seguidamente, desde el FIT se impulsó la exigencia en "el Pago del 82 por ciento de los haberes a los jubilados y pensionados que arbitrariamente vienen siendo despojados de sus remuneraciones a través de medidas que flagrantemente violan el derecho de propiedad".

En busca del diálogo

Otro de los puntos remarcados estuvo relacionado con la definitiva erradicación del trabajo infantil y el blanqueo de todos los trabajadores, ya sea que se desempeñen en el ámbito publico y privado.

Los dirigentes sindicales también postularon la "eliminación del trabajo precarizado mediante las tercerizadoras que, en evidente fraude a la ley, explotan a los trabajadores que al carecer de genuinas fuentes de trabajo, son explotados por pseudos empresas de servicios y/o cooperativas que proliferan en nuestro medio al amparo del descontrol del estado y de una debida policía laboral".

En tanto, un requerimiento versó sobre el otorgamiento de los planes Interzafra a todos los trabajadores que, ante la ausencia de fuentes de trabajo, deben de recurrir a dicho paliativo económico al finalizar la zafra de la caña de azúcar y el limón, con la cobertura medico asistencial de su correspondiente Obra Social.

En torno a cuestiones meramente laborales, se indicó el necesario pase como agentes de Planta Permanente de todos los empleados que se registran como personal contratado o bien transitorio en la Comunas Rurales de la Provincia. Igual demanda se trazó para los trabajadores que se desempeñan en la municipalidad capitalina y en los municipios del Interior.

Entre los dos últimos puntos, se consignó efectivizar el pago de Asignaciones Familiares para todos los trabajadores sin tope de remuneraciones. Mientras que se exigió la declaración de la emergencia habitacional, sumada a la entrega, para aquellas personas más carenciadas, de una unidad habitacional o bien se les construya un modulo habitacional.

"Por lo expuesto, exhortamos una vez más al Ejecutivo Provincial a revertir su proceder y a escuchar a todos los sectores predicando con el ejemplo del dialogo que tanto declama. A través del dialogo institucional y respetuoso, que caracteriza a las sociedades modernas, puede encararse los problemas y obtener una solución de los mismos", indicó el FIT.

Finalmente, la organización sindical convocó a un plenario a llevarse a cabo el próximo martes a las 11.00 en la sede del sindicato de Visitadores Médicos (avenida Sáenz Peña 570), para delinear las pautas que se tendrán en cuenta en la marcha que se realizará al día siguiente.

Comentá la nota