Fuerte cruce entre docentes y Del Bello

Modificaciones en concursos generaron críticas en la Sede Andina de la UNRN.
Un grupo de docentes e investigadores de la Universidad Nacional de Río Negro, incluidos varios directores de carrera, mantiene desde hace varios días una áspera confrontación con el rector, Juan Carlos Del Bello, a quien acusan de impulsar "políticas de precarización y flexibilización laboral".

Los docentes en conflicto trabajan en la sede Andina y algunos ya sufrieron represalias por sus críticas públicas a los llamados a concurso para el próximo año y otras decisiones del rectorado.

También denunciaron que al vicerrector de la regional local, Raúl Moneta, "es casi imposible encontrarlo en su despacho, porque directamente no vive en Bariloche".

Luego de un primer correo electrónico que disparó los cuestionamientos al proceso de concursos, Del Bello calificó a los planteos -mediante otro correo- como "inaceptables e improcedentes".

Advirtió allí que los directores de carreras y de escuelas de la universidad que firmaron la nota de protesta y "no acepten que han cometido un grave error" quedarían "inmediatamente relevados de sus responsabilidades".

La Asociación de Docentes de la UNRN subrayó la contradicción entre la postura de Del Bello y los "principios democráticos" y la "reflexión crítica" que enarbola el proyecto institucional de la universidad. Se quejó también de las "represalias" sugeridas por el rector, pero no consiguieron frenar los desplazamientos de algunos funcionarios díscolos, que ya habrían comenzado esta semana.

El eje de la controversia sería la decisión del rectorado de llamar a muchos concursos docentes con dedicación "simple", cuando hoy esos mismos cargos funcionan con dedicación "completa o semi completa".

En la práctica, los docentes designados sufrirán un recorte de salarios y también se vería afectado el perfil de "docencia e investigación" que -según recordó el gremio- "es la base del proyecto fundacional de la UNRN".

Algunos alumnos manifestaron su preocupación por la eventual caída del nivel académico, ya que reconocidos investigadores del Conicet, con doctorados en el exterior y publicaciones variadas en su especialidad, ante el nuevo escenario optarían por dejar la UNRN.

Hace tres años cuando inició la actividad la sede Andina (con carreras novedosas como licenciatura en Economía, Ciencias Antropológicas o Ingeniería Ambiental), la UNRN atrajo a docentes de importante trayectoria que renunciaron a otros trabajos para radicarse en Bariloche, convocados por los proyectos de investigación y por una remuneración acorde.

Según Del Bello, la decisión sobre los concursos "son exclusiva responsabilidad del rectorado" y muchas de las propuestas impulsadas desde las propias carreras "no estaban debidamente justificadas en cuanto a las dedicaciones".

Dijo que la sede Andina "no es toda la universidad" y el equilibrio con el resto de los asentamientos debe responder "al marco de restricciones diversas, como las presupuestarias, o por razones de estrategia política del desarrollo institucional".

Comentá la nota