Fuerte enojo de la CGT de Caló con el Gobierno por obras sociales y Ganancias

La entidad se quejó por una nueva resolución que, en su opinión, “desfinancia” a las obras sociales. Kicillof le negó a Caló que este definida la suba del mínimo no imponible

ELIZABETH PEGER Buenos Aires

La relación de la nueva CGT de Antonio Caló con el Gobierno no arrancó con el pié derecho. Es que pese a su compromiso de apoyo a la administración de Cristina Fernández, con quienes se reunieron la semana pasada, la falta de respuestas del Ejecutivo por la suba del mínimo de Ganancias y una reciente resolución que complica el cobro de reintegros por parte de las obras sociales sindicales generó fuerte malestar entre los gremios de la flamante central antimoyanista.

Ayer, en su primera reunión oficial, la conducción cegetista en manos de Caló lanzó una dura protesta por los términos de la resolución 1200, que el Gobierno emitió el pasado 3 de octubre y que puso en marcha el nuevo sistema de reintegros por tratamientos de alta complejidad (SUR) que reemplaza a la disuelta Administración de Programas Especiales (APE). “(La resolución tiene varias inconsistencias que se deben resolver”, afirmó el secretario de prensa de la entidad, Héctor Daer (sanidad) en rueda de prensa.

Puertas adentro del encuentro realizado en la sede del gremio taxista, el propio Caló llevó la voz cantante en las críticas contra la medida. El malestar cegetista apuntó contra el titular del PAMI, Luciano Di Cesare, a quien los gremios consideran principal responsable de la resolución, ya que se trata del jefe político de la superintendenta de Salud, la ultrakirchnerista Liliana Korenfeld.

“Con este esquema es imposible presentar un expediente”, protestó otro dirigente a la vez que cuestionó que el Gobierno no haya consultado a los gremios antes de oficializar la medida. Otro gremialista acusó: “Están queriendo desfinanciar el sistema”.

En concreto, la queja se orientó hacia el artículo 8 de la resolución, que deja en manos de la Superintendencia de Salud la decisión de reembolsar a las obras sociales las prestaciones ya efectuadas por tratamientos de alta complejidad.

Por esa polémica medida y ante la falta de respuestas oficiales al reclamo por la suba del mínimo no imponible de Ganancias, Caló intentará gestionar en los próximos días un encuentro reservado con la propia Cristina. También negocian una reunión con el jefe de Gabinete, Juan Manuel Abal Medina.

Ganancias

R

especto a Ganancias, fuentes gremiales confiaron a El Cronista que Caló contó en la reunión que conversó el tema con el viceministro de Economía, Axel Kicillof, quien le desmintió haber anticipado al titular de la CTA oficialista, Hugo Yasky, que la Casa Rosada dispondría una suba de entre 20% y 22% en el mínimo no imponible. “No sabemos si esa idea sigue firme o si solo la lanzaron la versión para descomprimir la protesta organizada por (Hugo) Moyano y (el titular de la CTA opositora, Pablo) Micheli”, planteó otro de los miembros de la conducción de la CGT antimoyanista.

En el propósito de definir esa situación, la cúpula cegetista espera reunirse la próxima semana con Kicillof. Los gremios insisten en que el Gobierno debe dar una señal en el tema Ganancias y disponer un incremento en el piso salarial sobre el cual se aplica el tributo antes de fin de año, de manera de no licuar parte de los aumentos negociados en las últimas paritarias.

Comentá la nota