Por la fuerte inflación y la devaluación de enero, otros dos gremios clave intentarán hoy cerrar la paritaria con suba del 30%

Por la fuerte inflación y la devaluación de enero, otros dos gremios clave intentarán hoy cerrar la paritaria con suba del 30%
Las mejoras salariales están por encima del 25% que pretendía fijar el Gobierno, que en algunos casos intenta dibujar un porcentaje cercano a sus aspiraciones con bajo el pago de adicionales. Hoy negociarán Comercio y Construcción
La mayoría de las negociaciones que se están cerrando están más cerca de un aumento salarial del 30 por ciento que de las pretensiones tanto del gobierno nacional como de un nutrido grupo de gobernadores, cuyos ministros de Economía habían celebrado varias reuniones para consensuar direccionar las discusiones paritarias en torno a una pauta del 25 por ciento.

Los metalúrgicos conducidos por Antonio Caló, líder de la CGT afín al Gobierno, selló finalmente el viernes una mejora salarial del 27,25%, que llega en rigor al 29,6%, si se tiene en cuenta que al porcentaje se suba acordado para este año también se le incorporará al básico 1.400 pesos que cobraban los 250 trabajadores del sector como adicional no remunerativo.

Además, la UOM acordó con las patronales en la audiencia del viernes pasado el cobro de ocho cuotas de 400 pesos por empleado para la obra social y consiguió elevar de los 5.000 actuales a 6.400 pesos el salario inicial.

Por tratarse del líder de la central obrera oficial, el acuerdo servirá como caso testigo para otras negociaciones, que usarán de base ese número.

La mayoría de los sindicatos manifestaron públicamente su voluntad de lograr aumentos superiores al 35%. Los metrodelegados reclaman un 37% y el gastronómico Luis Barrionuevo incluso pidió un 40% días antes del paro que tiene previsto realizar su CGT Azul y Blanca con la que dirige Hugo Moyano, y que promete paralizar el país el próximo 10 de abril.

También con subas del 30 por ciento y en algunos casos unos cuantos puntos más varios gremios docentes terminaron ganando la batalla frente a las jurisdicciones, como La Ciudad, Córdoba, Santa Fe y la reñida y conflictiva negociación con los maestros bonaerenses, quienes finalmente lograron un aumento promedio del 30,9%, que se eleva hasta el 38,7% para el sueldo testigo, es decir, el haber de un educador que recién se inicia.

En el caso de la paritaria docente nacional, el Ejecutivo aceleró los trámites y convocó a los gremios con representación federal para una audiencia esta tarde, donde se podría arreglar una pauta cercana al 26 por ciento, a pagarse este año, en lugar del 31 por ciento que ofreció hasta junio de 2015.

En este marco, hoy otros dos gremios cercanos a la Casa Rosada y enrolados en la CGT de Caló mantendrán sus debates con las patronales, y la puja con los sindicatos estará puesta en lograr que morigeren sus exigencias y acepten incrementos de alrededor del 25 por ciento.

Sin embargo, esta tarde, la Construcción (UOCRA), liderada por Gerardo Martínez, buscará firmar por un 30%, mientras los empresarios ofrecen un 25 por ciento. Y en el caso de los empleados de Comercio seguirán negociando por una recomposición salarial de alrededor del 27,5 por ciento, publicó el diario Clarín.

El caso de Comercio quedó en evidencia el apuro que tiene la administración de Cristina Kirchner en que el sindicalismo aliado cierre ya sus convenios salariales, tal como lo consiguió el viernes con la UOM, cuando su convenio de 2013 recién vence hoy.

Algo similar, pero más evidente aún, ocurre con el sindicato mercantil, cuya paritaria caduca recién el 30 de abril y los trabajadores cobrarán el aumento con los sueldos de mayo, es decir a principios de junio.

La semana pasada, no obstante, el Ministerio de Trabajo se puso en contacto con el gremio y con las dos cámaras patronales, la CAME y la CAC, para mediar en las discusiones y lograr el entendimiento de las partes en un 15% de suba ahora más otra cuota de 10% y el pago de una bonificación de $ 3.000. Según las fuentes del sector consultadas por el matutino, contando esa suma el incremento rondaría el 27,5% para el millón de empleados de comercio.

"El Gobierno está presionando para firmemos rápido", dijeron al diario fuentes que participan de la negociación. Y agregaron que como se acordaría en estos días, el convenio regiría por 13 meses. Esta tarde, está previsto un encuentro entre el titular del sindicato, Armando Cavalieri, y los presidentes de CAME y la CAC, Osvaldo Cornide y Carlos de la Vega.

En la Rosada también presionan a los estatales de UPCN, Obras Sanitarias, Bancarios y de Luz y Fuerza para que morigeren sus reclamos y firmen un aumento del 25 por ciento, pero tampoco esos sindicatos todavía se hicieron eco de la pauta oficial.

Coment� la nota