Con fuerte presencia en Provincia, Sergio Massa fortalece su anhelada “pata sindical”

Con fuerte presencia en Provincia, Sergio Massa fortalece su anhelada “pata sindical”

El diputado nacional consiguió el apoyo diversos gremios con alcance en suelo bonaerense, de cara a su posible candidatura a senador. De esta manera, suma influencia en la CGT, que algunos llaman irónicamente “Nordelta”. “El mejor candidato para representar a los trabajadores en general es Sergio Massa”, dijo Gustavo Arreseygor, titular del SATHA, que ya trabaja en el sector.

Desde que nació en 2013, el Frente Renovador trabajó muchas veces para crear una “para sindical” fuerte, que le diera presencia en el movimiento obrero organizado. En aquel año se tendieron puentes con Hugo Moyano, cuando se lo consideraba “representante genuino de los trabajadores”. Pero el camionero se mantuvo al margen de la contienda política, y esa posibilidad se desinfló. Luego, fue Héctor Daer quien picó en punta para ser referente de este espacio, pero en la campaña electoral terminó coqueteando con Daniel Scioli. Ahora, con influencia en triunvirato de la CGT, Sergio Massa avanza con fuerza en el sector gremial, en especial en la provincia de Buenos Aires. En las últimas horas, el diputado nacional cerró acuerdos con varios gremios, y se perfila a poder armar una mesa sindical estable, con presencia territorial. “El mejor candidato para representar a los trabajadores en general es Sergio Massa”, afirman.

En los últimos días, varios sectores explicitaron su apoyo político a Massa. Uno de ellos fue la poderosa UOCRA, que en un acto en Florencio Varela confirmó el alineamiento. “Sergio, los trabajadores estamos con vos”, dijo Gerardo Martínez, líder de los albañiles y con fuerte influencia dentro del armado de la nueva CGT. El secretario de Relaciones Internacionales es el referente del movimiento obrero argentino ante la OIT, y responde al grupo denominado “independientes”, que reúne a referentes sindicales que no nacieron del riñón del peronismo, y que tienen una buena presencia en el nuevo consejo directivo de la central obrera, incluyendo al secretario Adjunto, Andrés “centauro” Rodríguez.

Además de la UOCRA, que le garantiza una buena presencia entre trabajadores del conurbano, se sumaron al armado de Massa los referentes del Sindicato Argentino de Trabajadores Horticultores y Agrarios (SATHA), con buena presencia en el sector de La Plata y alrededores. “hace un par de meses que venimos trabajando con el Frente Renovador, y formalmente nos sumamos hace unas semanas”, confirmó al titular del gremio, Gustavo Arreseygor. En diálogo con Gestión Sindical, el dirigente dijo que “estos son momentos políticos, nosotros veníamos acompañando un proceso (el kirchnerismo) el cual terminó, y en estos tiempos que se avecinan el mejor candidato para representar a los trabajadores en general es Sergio Massa”.

Estos apoyos explícitos marcan el grado de influencia que gana el ex intendente de Tigre, que además tiene a Daer y Carlos Acuña (diputado provincial) entre sus filas. “Se dio que hoy dos compañeros del Frente Renovador están conduciendo la CGT, pero independientemente de esto hay un consenso de los demás gremios que lo ven a Massa como el posible conductor”, agregó Arreseygor. Esto, adelantó el dirigente, va de la mano de una unidad del peronismo. “El peronista busca quien sea el que marque el norte del partido y sus ideales, y Sergio es el candidato”, insistió.

El apoyo de la UOCRA y el SATHA es una muestra de cómo crece la influencia de Massa en el sindicalismo, incluyendo el triunvirato de la CGT. En ese sentido, se cumple el vaticinio de Gerónimo Venegas, que se alejó de la unidad de la central obrera por la influencia del diputado nacional. Incluso, entre sus allegados llaman a la nueva conducción “la CGT Nordelta”, por el domicilio del diputado nacional.

Además, esto se da en medio de rumores de una “radicalización” de la postura opositora de Massa, que se muestra cada vez más enfrentado a las políticas del gobierno de Mauricio Macri. El retiro del apoyo al proyecto de división de La Matanza, por ejemplo, es una demostración que el Frente Renovador saldrá de esta postura de “casi socio” de Cambiemos. Esto incluiría el posible paro de la CGT, uno de los escenarios más temidos en el oficialismo. “Vemos complicada la situación, muchos de los planteos que se le hacen al gobierno no se escuchan, el paro general se plantea como última instancia”, sostuvo Arreseygor. “Si la CGT determina un paro general vamos a estar acompañándolo”, concluyó el dirigente massista.

Coment� la nota