Fuerte rechazo de los fabricantes de alimentos a la Ley del Deporte

Coordinadora de las Industrias de los Productos Alimenticios

Sería para financiar el Ente Nacional de Desarrollo Deportivo. Afirman que tendría un impacto altamente negativo para los consumidores, para la Industria de Alimentos y Bebidas y para las economías regionales.

La Coordinadora de las Industrias de los Productos Alimenticios (COPAL) rechazó el proyecto de ley presentado ayer por el diputado Gomez Bull que crearía el Ente Nacional de Desarrollo Deportivo (ENADED) que estaría financiado por un gravamen de $ 0,45 en cada envase de bebidas con alcohol y bebidas anlacohólicas y energizantes.

"Este impuestazo podría significar el golpe de gracia para las economías regionales, para su nivel de empleo, y para los precios que enfrentan los consumidores", señaló el organismo.

El camporista Mauricio Gómez Bull presentó un proyecto de ley para reformar la actual Ley de Deportes con el fin de "universalizar el deporte", y otro para crear un Ente Nacional de Desarrollo Deportivo (ENADED) –que contempla la creación de la "Asignación Universal por Hijo en el Deporte"– y se financiaría a través de gravar el precio de las bebidas con $ 0,45, y a partir de una alícuota de 1,5% sobre la venta de cigarrillos.

"La presión fiscal que sufre la industria de alimentos y bebidas, y las economías regionales es ya insostenible y no hay lugar para un incremento de ningún tipo", dijo el presidente de Copal, Daniel Funes de Rioja y recordó que la carga impositiva de las bebidas es cercana al 50% del precio final del producto.

La Copal recordó que "el conjunto de bebidas analcohólicas y con alcohol ya se encuentran alcanzadas por la ley de impuestos internos", y estiman que en 2014 los sectores afectados por el proyecto de ley "aportaron al fisco cerca de $ 3.000 millones solamente en concepto de impuestos internos".

Según el comunicado, "la nueva norma implicaría, según las primeras estimaciones, un aporte adicional de aproximadamente $ 2.500 millones por año".

El organismo recordó que el proyecto de Ley no contempla el aporte que ya realizan las industrias alcanzadas por el mismo para acompañar y fomentar las actividades deportivas así como la alimentación y la vida saludables.

La entidad concluyó que "el proyecto de Ley tendría un impacto altamente negativo para los consumidores, para la Industria de Alimentos y Bebidas y para las ya alicaídas economías regionales, y solicita a los gobernadores su colaboración para preservar el empleo y el valor agregado local en todas las provincias que se verían afectadas por el proyecto aludido".

Comentá la nota