Fuerte reclamo docente al gobierno

Fuerte reclamo docente al gobierno
El Frente Gremial Docente Bonaerense, FGDB, brindó una conferencia de prensa, en la sede central de SUTEBA para denunciar la continuidad de la gravísima situación de crisis por la que está atravesando la educación en la provincia de Buenos Aires.
Estuvieron presentes Roberto Baradel (SUTEBA), Mirta Petrocini (FEB), Victor Galeano (AMET), Edith Contreras (UDA) y Miguel Ángel Arzel (SADOP).

Durante la conferencia, Roberto Baradel expresó: “Tiene que cambiar la política educativa en la provincia de Buenos Aires, porque así como estamos hoy no se puede seguir. Nosotros vamos a seguir accionando pero además y lo que es peor, es que el año que viene si el panorama continua así no comenzará el ciclo lectivo 2013 y eso es pura y exclusiva responsabilidad de la Directora General de Cultura y Educación (DGCyE) y del Gobierno de la provincia de Buenos Aires en su conjunto”.

Todos los integrantes del FGDB recordaron que el gobierno provincial sigue sin garantizar el pago de los trabajadores, ya que todavía hay miles de docentes y auxiliares de la educación que no han cobrado su salario, no ha convocado a la Comisión Técnica Salarial, todavía no hay normativa para las Asignaciones Familiares, continúan los problemas en el Servicio Alimentario Escolar (SAE) y siguen sin dar respuestas relacionadas al área de infraestructura y al cronograma de obras.

También Baradel denunció la “persecución por parte de las autoridades educativas y el gobierno de la provincia de Buenos Aires hacia los docentes y directores de las escuelas” y expresó en representación de todo el FGDB: “Le están pidiendo listas negras a los directores de las escuelas para que entreguen, con nombre y apellido, a los docentes que realizaron y participaron en las medidas de fuerza. Lo hacen por fuera de lo que es el pedido normal del contralor que se envía todos los meses. Esto constituye una práctica desleal y poco democrática”. “A esto hay que sumarle las denuncias penales que le han hecho a trabajadores administrativos de la DGCyE, la separación de un delegado del SUTEBA por una protesta en la ciudad de La Plata, y la coerción que están ejerciendo con los directores de las escuelas”, remarcó Baradel y dijo: “Vamos a denunciar al gobierno de la provincia de Buenos Aires y a cada uno de los funcionarios en la justicia y en sede administrativa por práctica desleal. Además haremos la denuncia correspondiente en la Organización Internacional del Trabajo (OIT) para que condene este tipo de prácticas”.

Cabe recordar que hace algunos años el FGDB ya ha reclamado ante la OIT y, ésta última en su momento, le había exigido al gobierno de la provincia de Buenos Aires que cesara con ese tipo de prácticas.

“Nos sentimos orgullosos de los directores del sistema educativo provincial, ya que más del 80 por ciento no ha entregado estas listas y el 20 por ciento restante lo hizo por presión”, sostuvo Baradel.

“Hace muchísimos años que no vemos el caos que se vive hoy en la DGCyE y los ajustes que están haciendo nos remiten al gobierno de Carlos Ruckauf que se tuvo que ir, precisamente, por los ajustes que realizaron en la provincia de Buenos Aires y por la lucha que llevamos adelante los trabajadores”, recordó el Secretario General de SUTEBA y CTA Buenos Aires.

Por su parte, Mirta Petrocini de la FEB dijo: “Tenemos la clara convicción de que nuestra unidad en el FGDB tiene que llegar a revertir el estado actual de la educación en la provincia”. Además criticó el “avasallamiento, la dureza, la inflexibilidad, la falta de diálogo, las convocatorias infructuosas, el rechazo absoluto en el tema salarial, la falta de pago a miles de docentes, los pagos parciales o irregulares y las intimidaciones” que lleva adelante el gobierno provincial.

“La sociedad debe saber por qué paramos y esto también lo tiene que explicar el gobierno de la provincia de Buenos Aires”, puntualizó Petrocini y agregó: “Aún sin cobrar, los docentes siguen sosteniendo a la escuela pública”.

Por SADOP, Miguel Angel Arzel denunció la gran cantidad de trabajo en negro que existe en muchísimas escuelas privadas, el no pago a los suplentes y la baja indiscriminada de los mismos. “Los empleadores se niegan sistemáticamente al convenio colectivo de trabajo”, criticó.

Edith Contreras de UDA, resaltó que hay docentes que aún no cobran desde el mes de marzo y dijo que “las listas de docentes y directores que pidieron desde el gobierno provincial es un atropello” y que “es necesario tener más educación para que haya menos violencia”.

Por otro lado, Victor Galeano de AMET reiteró: “No queremos que haya más listas negras en la provincia de Buenos Aires. No se puede pedir un contralor a destiempo con los días de paro de nuestros compañeros, que por ley y por derecho propio, tienen y tenemos el derecho a huelga”. “Todos hacemos un gran esfuerzo en nuestros establecimientos educativos para tener una mejor educación en la provincia de Buenos Aires, por nuestros pibes en clara defensa de la educación pública”.

Para finalizar Baradel recordó: “No hemos recibido ninguna respuesta después de las medidas de fuerza de la semana pasada, sólo escuchamos las chicanas infundadas que llevaron adelante el Jefe de Gabinete, Alberto Pérez, y la Directora General de Cultura y Educación, Nora De Lucia, las cuales fueron agravantes para el conjunto de los docentes bonaerenses”. Luego aclaró: “Digo chicanas porque ninguno de los ministro del gobierno de la provincia fue capaz de defender con argumentos la gestión. Porque no tienen argumentos recurren a chicanas”.

Asimismo, dijo: “Cuando el Estado tiene una crisis financiera, le quedan dos caminos. Uno es recortar el presupuesto de educación, salud y ajustarle a los trabajadores, que es lo que está sucediendo actualmente. El otro camino es dirigirse a los sectores de mayor capacidad contributiva”. Por eso, explicó: “¿Qué pasa con el juego en la provincia? Ahora, después de mucho tiempo y muchos reclamos, han anunciado que van a estatizar el control de las apuestas, pero nada dicen de cambiar la ecuación económica financiera del juego en la provincia de Buenos Aires, que es del 34 por ciento para el Estado y el 66 para el sector privado y los fondos salen, en su mayoría, de los sectores más pobres del conurbano bonaerense. Hay muchas actividades económicas que podrían tributar más, pero allí el gobierno de la provincia no se mete”.

Por último, Baradel criticó: “Hoy en día, las palabras de los funcionarios con respecto a los docentes, no valen nada. Queremos hechos concretos y que resuelvan estas problemáticas”. Por eso, puntualizó: “Además de ir a la justicia nacional e internacional, vamos a ir al Ministerio de Trabajo Nacional y vamos a ir a la OIT, pero también, en el marco del FGDB, vamos a ver cuáles son las otras acciones que vamos a llevar adelante de acá a fin de año y lo comunicaremos la semana que viene”.

Comentá la nota