Luz y Fuerza en “alerta y movilización” ante versiones sobre transferencia de Usina Pilar

Luz y Fuerza en “alerta y movilización” ante versiones sobre transferencia de Usina Pilar
La Regionales Córdoba, Río Cuarto y Villa María emitieron un comunicado. Rechazan supuestos dichos de De la Sota sobre el personal.
Los sindicato de Luz y Fuerza de Córdoba, Río Cuarto y Villa María se declararon ayer en estado de “alerta y movilización” ante versiones sobre la supuesta intención del gobernador José Manuel de la Sota de transferir a la Nación la usina de la Epec en Pilar por las pérdidas que le genera a la empresa y por el endeudamiento que implica para la Epec y para la Provincia. El estado de alerta tiene que ver también con las expresiones atribuídas al gobernador sobre el gasto salarial en Epec (que habría ubicado en el 80% de los ingresos de la empresa) y la vigencia del convenio laboral del sector.

Además, los gremios indicaron que solicitaron una audiencia con el gobernador «para aclarar» los puntos anteriores.

En el comunicado, que surgió luego de una larga negociación entre las Regionales, Luz y Fueza ratifica su defensa de una «Epec estatal e integrada» y defendió «la generación propia en manos de la Epec».

Además, remarca respecto a la Central de Pilar que «no sería posible dar respuesta a la demanda actual de energía eléctrica en la provincia de Córdoba sino estuviese en funcionamiento la misma». «El pico de demanda durante el mes de enero fue de 1700 MW de los cuáles 450 MW fueron aportados por dicha central», subrayaron los gremios.

Asimismo, expresaron su rechazo a «expresiones tales como ‘el 80 por ciento de los ingresos de Epec se va en sueldos’, o ‘el convenio está distorsionado por el tiempo’, o ‘no se puede defender a los vagos’ ya que las mismas implican borrar con el codo lo que hace muy poco manifestó a la misma prensa, alabando a los que ahora tilda de ‘vagos’, cuando el reciente problema de servicio por razones climáticas afectó seriamente a la población de la ciudad de Córdoba».

En diálogo con este diaro, el secretario de Prensa de Luz y Fueza Córdoba, Dante Maldonado, dijo que el gremio rechaza “cualquier forma de enajenación del patrimonio de la Epec, ya sea a la Nación o al sector privado”.

El dirigente negó también que el ochenta por ciento de los ingresos de la Epec se destinen a salarios del personal y recordó que el presidente de la empresa, Osvaldo Simone, había afirmado que los sueldos se llevan el 35 por ciento del ingreso. “Nosotros no lo sabemos, porque no conocemos los números de la empresa, pero nos quedamos con lo que dijo Simone”, afirmó Maldonado.

Según los trascendidos, el mandatario habría dicho que semejante nivel de gasto salarial no dejaba márgenes para inversión.

Para construir la Usina de Pilar, la Epec se endeudó en u$s 565 millones. La primera cuota de esa deuda vence a fin de mes, e implicará una erogación de u$s 5,5 millones para la empresa y otro tanto para la Provincia.

Pese al estado de alerta, el dirigente consultado admitió que ni el Directorio de la empresa ni el Gobierno informó oficialmente al sindicato sobre sus planes para la Epec, y que por ahora “sólo hay versiones que provienen de comentarios del legisladores del Frente Cívico”, emitidas tras la reunión que el viernes mantuvieron con el gobernador en El Panal. Hay que recordar que el juecismo tiene en sus filas legislativas a Santiago Clavijo, actual secretario adjunto de Luz y Fuerza y que Leyría revista en las filas del kirchnerismo local, y que integra la CGT “Nacional y Popular”.

“Mensaje a la sociedad”

Aunque por ahora no hay previstas movilizaciones, Maldonado indicó que a partir de la declaración de “alerta y movilización”, Luz y Fuerza queda facultado para salir a la calle “en cualquier momento”. “Es un mensaje a la sociedad. Si tocan la Epec, vamos a salir, y no vamos a dejar de quemar gomas”, graficó Maldonado, en referencia al proyecto del gobierno de De la Sota de limitar por ley las protestas callejeras consideras “violentas” y que incluyan neumáticos quemados o bombas de estruendo.

El fantasma de la privatización de la Epec, que De la Sota intentó durante su primer período de gobierno, sobrevoló ayer en el sindicato.

Comentá la nota