Luz y Fuerza hizo paro a Energía San Juan

Los empleados paralizaron ayer totalmente las oficinas de la empresa en pleno centro y el local de Redes ubicado en Avenida Rawson, desde donde salen diariamente las movilidades a hacer reparaciones o instalaciones.
La medida que para la empresa “fue tomada de sorpresa, sin avisar como corresponde según la ley”, fue decidida la noche anterior durante una asamblea “ante la negativa de la empresa a otorgar el mismo incremento salarial que se ha dado en la Provincia, incluso en reparticiones donde el sindicato tiene actuación”.

Así lo consignó el secretario adjunto del Sindicato de Luz y Fuerza, Rodolfo Virhuez, quien aseguró que “nosotros comunicamos al Ministerio de Trabajo la medida como corresponde, porque nunca vamos a hacer algo fuera de la ley, ni nada que perjudique a los trabajadores”.

Según el sindicalista, hay una negativa de la empresa a otorgar un incremento salarial igual al que se ha aplicado en la provincia, incluso en reparticiones del Estado donde los empleados pertenecen al mismo sindicato, “porque en la empresa aducen que no tienen plata y nos dijeron que hiciéramos lo que quisiéramos porque no nos iban a dar ningún aumento salarial”.

Por eso “se realizó una asamblea que es soberana, donde se decidió aplicar a partir de hoy esta medida de fuerza por la que le pedimos disculpas a los usuarios porque no queremos entorpecer a nadie”.

En Energía San Juan trabajan en total 360 empleados y ayer todos cumplían la medida de fuerza, tanto en el edificio central, donde se concentraron en la puerta que da a la calle Mendoza, entre Libertador y Laprida, como en el sector de Redes, donde estaba presente el secretario general del Sindicato, Juan José Chica.

En el centro de la ciudad, Virhuez aseguró que “no queremos depender del nuevo cuadro tarifario que va a sacar la provincia en la audiencia pública del 9 de mayo que viene como quieren ellos, porque nos han dicho que antes de hablar de un aumento de sueldos, primero van a esperar a ver cuál es el aumento de tarifas, y que con esa diferencia, ellos primero van a pagar unas multas que tienen y que de lo que quede nos van a dar un aumento hasta donde les alcance y nosotros creemos que no es así como se deben hacer las cosas”.

“Nosotros siempre hemos acompañado a la empresa, especialmente porque no queremos ser un trastorno para la sociedad con nuestras luchas, pero en esta oportunidad hemos llegado a un límite que no podemos sobrepasar, ya que los incrementos de precios son generalizados y nuestro salario es cada vez más pequeño en comparación con el costo de la vida”, dijo el gremialista que advirtió que si bien el paro de ayer era por la jornada laboral, es decir por 24 horas, la misma medida puede volver a aplicarse la semana que viene.

Comentá la nota