Luz y Fuerza dio tregua hasta el viernes, el conflicto no está solucionado

El titular de Luz y Fuerza de la Delegación Trelew, Rogelio González dijo que se está en un punto de “hartazgo” muy grande y sostuvo que todos saben la situación por la que están atravesando las cooperativas, “permanentemente tenemos quejas de los sectores que se suman a las operaciones políticas que hacen algunos integrantes del sector, por lo que esto no da para más”.

Lamentó los rumores que siempre salen a la luz indicando que los trabajadores cobran fortunas, “nuestros sueldos no están alejados a los de la Administración Pública, nos atacan el Convenio Colectivo de Trabajo que viene del año 1975 y nos quieren responsabilizar de todos los males que atraviesan las cooperativas y los servicios públicos”.

Sostuvo que está cansado de los “culebrones y de las cosas poco claras que tiene los dirigentes cooperativistas y muchas veces por algo pequeño que pasa se enciende la chispa y esto es lo que ha sucedido en Trelew”.

En cuanto a los destrozos en la Cooperativa de Trelew, dijo que no deslinda ni deja de deslindar responsabilidades al sindicato, “pero el hartazgo que hay por parte de los trabajadores indica que la cosa no da para más y esperamos que de una vez por todas nos sentemos a debatir que tipo de servicios públicos queremos porque los trabajadores no son culpables de la falta de una política coherente en materia de servicios públicos”.

“Este es un sindicato fuerte”

Insistió que la falta de política que tiene la provincia en servicios públicos hace que todo explote, “venimos planteando desde hace años lo que pasa con los servicios públicos, especialmente en el sector cooperativo y todo lo que advertimos no es tomado en cuenta por los dirigentes ni las autoridades de las cooperativas, entonces nos castigan, nos mojan la oreja y parece que les molesta tener un sindicato fuerte que tiene el acompañamiento de los afiliados, que hace gestiones en Buenos Aires, que es económicamente independiente y a ellos eso le molesta”.

Sin acuerdo

González agregó que no se llegó a ningún acuerdo con la Federación de Cooperativas y lo único que lograron fue acatar la conciliación obligatoria en plazos más cotados, “esperemos que para el viernes podamos arribar a un acuerdo para levantar las medidas de fuerza que comenzarían nuevamente ese mismo día”.

Para González la solución del conflicto no está muy lejos “pero las declaraciones desagradables de uno de los integrantes de la Federación Chubutense de Cooperativas provocó el quiebre de las negociaciones cuando todo iba por buen camino”.

Se acato la conciliación

En tanto, el subsecretario de Trabajo, Raúl Fourgeaux, calificó el encuentro como una reunión “positiva” al sostener que “hubo predisposición de las partes, a través de la Federación de Cooperativas con su apoderado y del gremio para buscar bases que tengan un sustento en un posible arreglo a futuro. Lo más productivo de esta reunión fue la decisión que ha tomado la entidad sindical de acatar la conciliación obligatoria”.

El funcionario explicó que “previo a iniciar la reunión, se dejó constancia que la entidad sindical acataba la conciliación obligatoria, ya que el pedido de la Federación de Cooperativas fue seguir avanzando en tanto y en cuanto la entidad sindical acate la conciliación obligatoria”.

Violenta irrupción en la Cooperativa de Trelew deja numerosos destrozos

La segunda jornada de paro que se realizó ayer por parte de los trabajadores enrolados en el gremio Luz y Fuerza tuvo su momento más complicado cerca del mediodía en la Cooperativa Eléctrica de Trelew, donde se produjeron desmanes que terminaron con destrozos en muebles, puertas, vidrios y computadoras del primer piso de la entidad donde están ubicadas las oficinas de presidencia, gerencia, tesorería y el Consejo de Administración entre otras.

El hecho se produjo mientras los empleados cortaban la calle en una amplia manifestación con los vehículos de la entidad, sobre la 9 de Julio entre Pellegrini y A. P. Bell, momento en el cual personas no identificadas habrían ingresado al primer piso del edificio de la Cooperativa, al que se accede tanto por la puerta que da a la calle, como por un ingreso alternativo ubicado en el patio de la empresa.

Los desmanes dejaron evidentes roturas en puertas, vidrios, muebles y equipos de computación en las oficinas de la gerencia, y sus alrededores y sobre todo en el ámbito de la sala de reuniones del Consejo de Administración de la entidad, donde los cuadros de los presidentes que se observan en las paredes del recinto, terminaron desparramados por el suelo y con sus vidrios rotos.

Desde la Cooperativa ninguna autoridad confirmó que se haya hecho la denuncia correspondiente, como tampoco hubo personas detenidas, a pesar que toda la cúpula policial de la Unidad Regional y la Comisaría Primera además de efectivos de calle, se hicieron presentes en el lugar para hacer las averiguaciones del caso y actuarían investigando el hecho.

Comentá la nota