Luz y Fuerza de Zárate determinó un paro por tiempo indeterminado

El Sindicato de Luz y Fuerza de Zárate que mantiene un conflicto gremial con Cooperativa Eléctrica (CEZ), resolvió mediante una asamblea extraordinaria el paro total de actividades en todos los puestos de trabajo por tiempo indeterminado. La medida de fuerza fue resuelta tras la agresión que sufriera uno de sus afiliados por parte de personal de seguridad.
El trabajador, que en primera instancia fue atendido en el Hospital y luego derivado a un centro sanitario de mayor complejidad, debió ser intervenido quirúrgicamente por triple fractura de mandíbula. En el lugar de los hechos, intercedió personal policial dado que no se permitía el ingreso del servicio médico de emergencias al edificio ubicado en Rivadavia 1884.

Hace más de dos meses que el sindicato denuncia una “persecución gremial” luego de que dos trabajadores fueran despedidos tras decidir afiliarse al gremio. Sin embargo, desde la CEZ fundamentaron la desvinculación por cuestiones que hacían al “mal desempeño de tareas” y “órdenes no acatadas”.

Si bien en mayo ya se venían desarrollando paros de 4 horas por turno y sector en reclamo por la reincorporación de ambos empleados y, además, se habían encarado distintas denuncias en forma pública y ante las distintas instituciones competentes en el asunto, logrando el apoyo unánime del Concejo Deliberante y de Diputados bonaerenses al reclamo, el sindicato resolvió este fin de semana recrudecer las medidas de fuerza luego de la agresión a Ricardo Rossi.

Según se informó, el hecho se registró alrededor de las 20 horas del viernes cuando, por motivos no del todo claros, el coordinador de guardias de la sede de la CEZ de Rivadavia al 1800, le propinó una serie de golpes al trabajador del gremio en conflicto que le provocaron fractura maxilar inferior. Una tercera persona también habría estado involucrada en el hecho, perteneciente a una empresa contratista local.

Tensión y silencio oficial

La agresión se produjo en un clima de continuas amenazas y agresiones verbales, denunciadas no solo por los trabajadores en pie de lucha sino también por los delegados municipales en el Consejo de Administración, que se vive y respira en el ámbito de la CEZ.

Precisamente el jueves en la noche, en la sexta sesión pública ordinaria del Concejo Deliberante, el Sindicato de Luz y Fuerza estuvo presente en el recinto en solidaridad con los delegados municipales ante la entidad energética, José María Pérez Ponsa y José María Iglesias, quienes habían elevado un expediente al Cuerpo con la denuncia radicada en la Fiscalía por las amenazas recibidas por parte de uno de los consejeros días atrás. Documento que, cabe destacar, el Concejo, de amplia mayoría oficialista, decidió enviar a comisión (Legislación e Interpretación) con intensiones de “enfriar” el clima dominante.

Además, el mismo viernes por la mañana, representantes del gremio mantuvieron un encuentro con el secretario de Gobierno municipal, Ariel Ríos, a quien también pusieron en conocimiento de la delicada situación y advirtieron sobre las agresiones verbales y amenazas que comenzaron a materializarse.

Hasta el momento, ni las autoridades de la CEZ ni del Ejecutivo municipal se refirieron a la problemática que empieza a recrudecerse y que, más allá de la coyuntura, de por sí compleja, denota los inconvenientes históricos de fondo no resueltos.

Paro y asamblea

En una asamblea extraordinaria desarrollada el sábado, el sindicato resolvió un paro total de actividades (sin concurrencia a los lugares de trabajo) en todos y cada uno de los sectores de trabajo, técnicos y administrativos, a partir de las 18 horas de ese mismo día, por tiempo indeterminado.

“Hasta tanto el Consejo de Administración de la Cooperativa de Electricidad de Zárate y la empresa ARCAT, tomen cartas en el asunto y otorguen las garantías necesarias para procurar el desarrollo seguro de las tareas de los trabajadores o hasta que la justicia del fuero penal se expida con condena sobre las denuncias recibidas”, sostienen en la resolución aprobada por los trabajadores. Además, se declaró a todos los trabajadores afiliados al gremio en estado de “asamblea permanente, de alerta y movilización”, también por tiempo indeterminado.

Envian a comision denuncia de delegados municipales

La semana pasada, en la sexta sesión pública ordinaria del Concejo Deliberante que se desarrolló el jueves tomó Estado Parlamentario un expediente generado por los delegados municipales ante el Consejo de Administración de la CEZ en relación a una denuncia presentada ante la Fiscalía por amenazas durante la última sesión del Cuerpo Administrativo tras la presentación del informe de la Comisión Investigadora de la que formaron parte. Fue girado a comisión.

En la nota (Expediente N° 186/12) se elevó la denuncia realizada el pasado 29 de mayo ante la Fiscalía Descentralizada de Zárate por José María Pérez Ponsa por haber recibido una amenaza de muerte por parte de uno de los consejeros mientras asistía a la sesión mensual del Consejo de Administración de la CEZ junto a su par, José María Iglesias. El hecho ocurrió horas después de que ambos delegados, designados por el HCD y el Ejecutivo municipal, dieron a conocer un informe ampliatorio al de la Comisión Investigadora, sobre su actividad en la CEZ, con una panorama sombrío ya que, según indicaron, después de cinco meses de labor, no recibieron ninguna documentación financiera ni institucional solicitada que avalara los argumentos oficiales de la cooperativa sobre ciertas irregularidades ya denunciadas.

El documento fue enviado a la comisión de Legislación e Interpretación así como también fue girado el expediente 579/12 de la Comisión Investigadora sobre la calidad del servicio eléctrico, que además pasará por la comisión de Obras Públicas.

Comentá la nota